Social Media: la edad de oro que viene

I Like

Cuando apareció el Social Media, estábamos ante una gran oportunidad. Era la primera vez en la historia en la que tantos tenían acceso directo a tantos otros. La primera vez en que una marca podía entablar una conversación directa y plena de sentido con aquellos de sus clientes que así lo desearan. Había entusiasmo, miedo, creatividad… y grandes recompensas o castigos.

Unos años más tarde, todo parece haber vuelto a la normalidad, a lo controlable. Las marcas consideran al social media un canal más, que requiere una estrategia predecible más, con la que se puede alcanzar un cierto target más según lo que nos interese como marca. Esta es precisamente la queja de Steve Catter.

Catter apunta al creciente aburrimiento que generan las redes, crecientemente trufadas de información irrelevante sobre gente a la que conocemos poco. Critica que nos hayamos olvidado de lo que considera es el auténtico sentido de esta herramienta: construir una gran imagen de marca con pasión y a lo largo del tiempo. Emplearla para obtener magros beneficios a corto plazo no hace más que destruirla. Por el contrario, deberíamos emplearlos para satisfacer las necesidades de nuestros interlocutores con creatividad y la mirada puesta en sus intereses.

Otros, como Alfred Hermida, llevan tiempo apuntando a que éste es el curso normal de los acontecimientos para cada revolución en las comunicaciones. Del mismo modo que ya nadie se maravilla por las tecnologías que hacen el teléfono y la televisión posibles, el Social Media resulta completamente normal para cada vez más gente; especialmente aquellos que están creciendo con ellos.

Como profesionales del marketing, podemos establecer un paralelismo entre el impacto que el exceso de publicidad tiene en la audiencia de un canal de televisión y el de la publicidad en social media. La diferencia es la facilidad para contaminar de contenido comercial indeseado el canal que nos une a nuestros clientes en potencia.

La edad de oro

El Social Media no va a resolver los problemas de una marca ni son la solución a todas sus necesidades de marketing. El momento en que eso colaba, aunque nunca fuera cierto, ya ha pasado. Sin embargo, con más especialistas en el terreno, con un público acostumbrado a usarlos y con unas expectativas concretas, el mercado simplemente está madurando.

Ya no será tan fácil colar un viral, ni construir una gran audiencia en una semana. Pero los beneficios del diálogo diario con la audiencia, del trabajo guiado por una estrategia y del valor necesario para ser creativos no van a desaparecer. Por el contrario, una vez pasadas las turbulencias del salvaje oeste del social media, cabe esperar una edad de oro en la que los creativos y los profesionales hagan de este nuevo canal una maravilla de eficacia y, ¿por qué no?, también de originalidad.

Vía | Wallblog

0 comentarios en “Social Media: la edad de oro que viene

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.