¿Por qué nos encanta la polémica? Y eso incluye a los blogs…

No hay situación en la que se generen más comentarios, ni se posicionen más y mejor las personas que en una discusión acalorada sobre un tema que nos apasiona. No tenemos más que echar un vistazo a una barbacoa de fin de semana en la que se discuta de algo con intensidad (pero sin «llegar a las manos») para darnos cuenta de que nos encanta la polémica, discutir y posicionarnos del lado de uno de los dos extremos.

A la gente no le mueve nada que sea comedido, no nos interesa demasiado un debate educado en el que cada uno expresa sus opiniones de forma sosegada, razonando y sopesando las opiniones de los demás, sino que más bien se da el caso contrario: cuanto más acalorada es la discusión, más tendemos a posicionarnos con una u otra parte. Y no vamos a hablar de la televisión y de los «debates» que copan la cuota de pantalla vespertina. En los blogs, lo que triunfa es la «provocación», la controversia, aquéllos artículos que nos revuelven algo por dentro que hace que nos posicionemos, lo odiemos o lo amemos.

Si somos capaces de establecer los pilares básicos de esta «provocación controlada» tendremos en nuestra mano una vía de éxito bastante útil. Es difícil porque caer en lo burdo es muy sencillo. La falta de respeto no es el camino, no es bueno mentir (¡nunca!), pero sí que tiene sentido tocar las teclas necesarias para «remover» los cimientos de las personas y abrir conversación (acalorada, seguramente) entre los que están de acuerdo y los que están totalmente en contra.

Muchas veces lo que vale no es la perfección técnica de un artículo, si está bien estructurado de cara al SEO, si es completo, si posiciona o no, si es una «masterpiece» del blogging,… lo que muchas veces es más que suficiente, y muchos no lo consiguen, es que en el momento de publicar motive alguna emoción entre el público y que esta emoción se traduzca en comentarios, en elementos compartidos, y en definitiva, en fidelización de clientes.

Lo que definitivamente no funciona es escribir textos planos, repletos de información que es valiosa, pero que por unos motivos o por otros no despierte ninguna emoción entre los lectores. Y es que, realmente, a todos nos encanta discutir y posicionarnos a favor o en contra de algo, ¿por qué no aprovecharlo?

Vía | Soshable
Foto | Leonid Manchenkov

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.