No cometas estos errores garrafales en tu estrategia de contenidos

6673800955_56ff4f661d_z

La estrategia de contenidos no es solo pensar y definir los contenidos de acuerdo a tu target, ni poner en marcha todos los mecanismos para cumplir plazos, objetivos y demás. La estrategia tiene que servir para conseguir algo, y eso suele ser vender. Y vender significa que la gente sepa quién eres, por qué deben confiar en ti, y que sepan qué problema les vas a solucionar, o qué producto les interesa comprarte.

Puedes tener la mejor estrategia sobre el papel, los mejores recursos al alcance, pero si cometes alguno de estos errores garrafales que te detallamos a continuación, lo mejor que puedes hacer es borrón y cuenta nueva. Antes de meternos a examinar estos errores garrafales del content marketing, debemos tener claro que también hay que tener empatía sobre quienes nos estamos dirigiendo, es fundamental.

Error garrafal #1: utilizar exceso de jerga

 

Estoy muy contento de poder decir que esto es un error garrafal porque es algo que persigo siempre que puedo y me dejan. Utilizar un exceso de jerga es algo que distancia al cliente, bien porque suena ridículo, bien porque al cliente no le interesa que lo introduzcamos en el mundo de la terminología, sino que pretende saber por qué debe comprarnos a nosotros y no a nuestros 250 competidores. La verdad es que usar mucha «jerga», o bien palabras de moda, siempre me ha parecido una forma de no parar de repetir «mírame, soy de marketing». Pensemos con modestia y aceptemos que hablamos para clientes, y no para compañeros.

Error garrafal #2: falta de modestia, o convertirse en un «yo más»

 

Afirmar que uno lo sabe todo sobre un tema y retar al resto a que encuentren errores o fallos en sus razonamientos es la receta perfecta para conseguir que la gente escape de ti y de tus productos. Debe ser por mi recorrido profesional en este sector, pero recuerdo que las primeras lecciones que aprendí cuando escribía en blogs profesionales hace ya más de siete años era que siempre habría alguien, ahí fuera, que sabría más que yo sobre el tema en el que soy «experto». Tenerlo presente me ayudó a enfocar mejor mis contenidos, y la experiencia solo vino a demostrar que, efectivamente, es la verdad.

Si no queremos ser uno más de los ridículos más sonados de la red, debemos pensar que no tenemos total certeza de saber más que nadie sobre cualquier tema, ¡incluso si lo hemos creado nosotros de la nada! Siempre, siempre, habrá personas que contribuyan, que mejoren el producto, que tengan opiniones que nos permitan mejorar. Si todavía dudas, pregúntate por qué en el mundo del espectáculo se llama «el respetable» al público.

Error garrafal #3: no dar pruebas de lo que hablas

 

Hablar por hablar no es lo que buscan la mayor parte de tus clientes. Si fuese así, seguramente no te interesarían porque no saldrían de eso. Dar un argumento, una opinión, y no poder probarla con el respaldo de los datos o de otras opiniones «con autoridad» es como decir cualquier cosa. No tiene ni credibilidad, ni soporte. Si tú eres la máxima autoridad en una materia:

1.- Podrás probar todo lo que dices,
2.- Querrás hacerlo, porque eso diferencia la verdadera «autoridad» de cualquier aspirante sin demasiados recursos.

Trata de hablar siempre de cosas que domines, pero de las que tengas pruebas. Y lo que es más importante aún, enlaza a esas pruebas, aporta documentos o contenidos adicionales que refuercen tus tesis.

Vía | Search Engine Journal
Foto | whatleydude

0 comentarios en “No cometas estos errores garrafales en tu estrategia de contenidos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.