Los «nuevos» cambios en el algoritmo de Google: Penguin 3.0

Penguin-Rover_Ulan

Es cambiar un poquito el algoritmo de Google, o simplemente anunciarlo, y hay quien se echa a temblar. Sinceramente, quien tiemble es que sabe positivamente que juega con fuego, y a pesar de que se haya informado falsamente de que a Softonic lo que la hundió fue el cambio en el algoritmo de Google, lo cierto es que no hay de que preocuparse si uno hace las cosas bien. Porque en este caso de ejemplo, a Softonic la hundió Softonic.

Volviendo al tema principal, el de los nuevos cambios en el algoritmo, hay que decir que Penguin 3.0 no ha puesto sobre la mesa cambios muy profundos. Al menos no significan cambios radicales que penalicen de forma arbitraria, sino que el buscador sigue avanzando en su política de «no escribas para mí, escribe para tus clientes humanos» y penaliza cualquier práctica que no sea natural en la consecución de enlaces, contenidos o clientes (es decir, usuarios).

Si nos basamos en enlaces con anchor text excesivamente optimizados, sobre todo si hay combinaciones como «música gratis», «hoteles baratos» y similar, podemos estar seguros de que no seremos muy bien tratados por el buscador. Es lógico a pesar de que queramos convencernos de que estamos haciendo algo lícito. Ojo, no se quiere decir que una página comparadora de hoteles sea punible, pero sí la distribución de contenidos excesivamente orientada a optimizar el anchor text de los enlaces con esas palabras clave.

Esto significa que no es bueno repetir hasta la extenuación unas palabras clave que son básicas para nuestro negocio de comparación de precios en hostelería: hay más formas de ser los primeros, los mejores. Una de esas formas es ofrecer información de calidad a nuestros potenciales clientes; dar información sobre actividades relacionadas con el alojamiento, como ocio, dónde comer, qué hacer en los tiempos muertos,… Escribir cientos de contenidos con enlaces a tu sitio que dicen «hoteles baratos» no es el camino, y Google nos lo cuenta de forma explícita.

Google empezó penalizando severamente esas prácticas, y luego con Penguin 2.0 cercenó las expectativas de sitios que hacen malas prácticas, entre otras el cloaking, spinning, hacer SPAM en foros y comentarios de blogs, o practicar Keyword Stuffing. Estas malas prácticas deberían parecernos evidentes a todos, porque son engaños por definición. Con el cloaking enseñamos algo en buscadores que no se corresponde con la realidad; con el spinning repetimos contenidos hasta la saciedad variando ligeramente enfoques y formas de contar las cosas; el spam es evidente y el keyword stuffing es la saturación del contenido con las palabras clave.

Sobre el spinning de contenidos, decir que existen herramientas que automatizan la tarea, pero, sinceramente, es la peor idea que un responsable de contenidos pueda tener (por no decir ya del responsable SEO). Y atención, porque reutilizar contenidos, actualizarlos o ampliarlos no es lo mismo que hacer article spinning. Una cosa es lícita y deseable, mientras que la otra es simplemente invertir tiempo y dinero en crear un artículo, y luego ejecutar N variaciones del mismo. Eso es un engaño, y principalmente lo es para tus clientes.

Volviendo al algoritmo, lo bueno que tiene es que revisa y corrige penalizaciones anteriores, así que hay sitios que sí pueden recuperar terreno tras eliminar los contenidos conflictivos. No hay que tener miedo, no obstante, porque uno siempre tiene espacio para rectificar (a menos que se haya propasado en la cantidad de infracciones). Incluso es posible contribuir a una red mejor con un formulario para denunciar prácticas de venta de enlaces, entre otras cosas.

Como última anotación, hablemos de los post invitados. Este tipo de contenidos puede ser bueno, o malo. Bueno es si seguimos las pautas lógicas para incluir un post invitado, y malo puede ser si el autor invitado nos engaña y practica lo que no debe practicar en su texto, con enlaces «muy SEO» hacia sus páginas, con keyword stuffing, o encajando a presión palabras que no tienen mucho sentido en el contexto, etcétera. Hay que tener cuidado, un filtro muy fino y mucha vista para que no nos cuelen un mal contenido, pero si lo hacemos con la intención de aportar valor y el texto lo vale, es perfecto.

Siempre lo decimos: con el SEO hemos de ser personas prudentes y utilizar nuestro sentido común.

0 comentarios en “Los «nuevos» cambios en el algoritmo de Google: Penguin 3.0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.