Las reglas de George Orwell para escribir mejor

Esto es un clásico. Las reglas de George Orwell para escribir mejor (o, simplemente, para escribir) son algo que debemos tener presente si queremos conseguir los beneficios que proporcionan. Y es que la maravillosa cabeza de George Orwell lo plantea todo como sencillo: la escritura debe ser lo suficientemente simple, sin dejar de ser algo rico y complejo.

Una vez que veamos estas reglas para escribir mejor, que no son nuevas ni son desconocidas, pero que queríamos recordar aquí, comprenderemos cómo podemos extrapolar lo que nos cuenta a nuestro propio idioma, y además cómo podemos aplicarlas a la creación de contenidos para la web.

Las seis reglas de George Orwell

 

  1. Nunca utilices una metáfora, un símil o cualquier otra figura del lenguaje coloquial que hayas visto impresa.
  2. Nunca uses una palabra larga cuando una corta signifique lo mismo.
  3. Si es posible eliminar una palabra, hazlo siempre.
  4. Nunca uses la voz pasiva cuando puedes emplear la voz activa.
  5. Nunca utilices una frase extranjera, una palabra científica o una palabra de la jerga si no puedes pensar en una palabra española equivalente (en el original, inglesa) de uso común.
  6. Incumple cualquiera de estas reglas antes de que digas algo decididamente estúpido.

Parecen reglas algo engañosas. O que tengan truco, pero en realidad son la quintaesencia de la eficiencia en la escritura. Nunca uses una palabra larga si una más corta hace el mismo efecto: esa es la clave para escribir de forma efectiva en el entorno online. Simple, siempre es mejor.

La que de verdad nos puede sorprender es la primera regla: nunca utilices una frase hecha que hayas visto impresa. ¿Cómo hacemos eso? Si la mayor parte de las frases con gancho que utilizamos ya están inventadas… Aquí hay que entender la profesión de Orwell. En sus novelas no permitiría el uso de ese tipo de frases hechas porque no provocan una emoción: son demasiado conocidas, las tenemos interiorizadas.

Esta primera regla es todo un firme (y complicado de cumplir) alegato para la originalidad. Por otro lado, la quinta regla es algo que defiendo con convicción, pero que en ocasiones es muy difícil de cumplir: si existe una forma análoga en nuestro propio idioma para definir un concepto… ¿por qué no usarla?

De todos modos, la sexta regla (que no es exactamente una regla, sino un consejo) nos dice que utilicemos, ante todo, el sentido común. Seguro que es lo más difícil de utilizar, en ocasiones, pero siempre ayuda a conseguir la simplicidad en los contenidos que nos de la mayor pegada sobre nuestra audiencia.

0 comentarios en “Las reglas de George Orwell para escribir mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.