La Relación con Inversores: Una herramienta imprescindible para mantener y añadir valor

Bolsa NYSE

Las empresas cotizadas deben llevar a cabo una política de total transparencia y apertura a la comunidad financiera. Para ello deben de formular, dirigir y coordinar las acciones necesarias para garantizar un conocimiento adecuado de la compañía a los analistas e inversores, con el objetivo de que sea percibida de acuerdo a su realidad presente y futura, y finalmente refleje su valor real en Bolsa.

Siendo esto una máxima de obligado cumplimiento, con la crisis financiera la consistencia y la credibilidad son hoy dos variables clave. Sin embargo, y a pesar de que esto es así, aún son numerosas las compañías que, o bien se remiten únicamente a las obligaciones formales que les exige la Ley, no aportando ningún valor añadido, o que llevan a cabo una comunicación inconsistente, de tal manera que cuando las cosas no van bien, deciden dejar de comunicar o, en el mejor de los casos, reducen al mínimo su comunicación con analistas e inversores. Está demostrado que no hay mayor equivocación que está, en una compañía que cotiza en Bolsa.

A nadie se le escapa que una compañía es un elemento dinámico en el tiempo, y que por ende son numerosos los acontecimientos que surgen a lo largo de su existencia, tanto internos, (cambios en la estrategia, management, contratación, etc.), como externos (OPAs hostiles, cambios legislativos, rumores, crisis en el sector o que afecte a la economía en su conjunto, etc.). Algo que es imprescindible manejar adecuadamente.

inversión bolsa valores

Para ello nada mejor que tener un responsable que haga frente a todos ellos y sirva de puente entre la compañía y sus accionistas e inversores potenciales, con objeto de tenerles siempre informados de todo aquello que acontece y que afecta de una manera u otra a la evolución del negocio, tanto presente como futuro. De cómo son percibidas estas circunstancias, es de lo que dependen la liquidez, la estructura accionarial y el valor de la acción.

Pero es que además, los equipos de Relación con Inversores no sólo tienen que saber qué comunicar, cómo y cuándo, sino que además tienen obligación de anticiparse al mercado, siendo capaces de detectar por dónde va y qué demanda, con el objetivo último de que el equipo directivo cuente con una información actualizada sobre todo lo que acontece acerca de la compañía que dirigen, con el fin de facilitar la toma de decisiones.

Por tanto, la Relación con Inversores es hoy más que nunca un elemento imprescindible, siendo el único mecanismo de conexión eficaz entre la compañía y la comunidad inversora y el único capaz de conseguir mantener y añadir valor en un entorno complejo.

En CFO | Best practices in Investor Relations
Más información | Asociación Española para las Relaciones con Inversores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.