La estrategia de contenidos que catapultó a Justin Bieber a la fama

Justin Bieber tiene lo que tienen las grandes estrellas mediáticas: amor y odio a partes iguales y con la misma increíble intensidad. Es un producto, un producto genial que está destinado a un público determinado, que aparentemente rompe moldes «per se», pero que en realidad fue producido inteligentemente y gracias a una cuidada estrategia de contenidos es hoy el gigante del pop que es. Para alegría de muchos y odio visceral de otros.

Justin Bieber protagonizó la última historia del descubrimiento a través de Internet, de cómo un chaval anónimo que ponía sus vídeos en YouTube fue descubierto por casualidad y convertido en una fulgurante y muchimillonaria estrella del pop internacional. Lo que pocos saben es cómo Disney aprovechó un canal diseñado específicamente por la compañía para, simplemente, convertir a Bieber en estrella. Sin ese apoyo, quizás, Bieber sería uno más.

Crear un canal específico, construir los contenidos que todos quieren consumir

Tiempo atrás, Disney se dio cuenta de que un nicho muy interesante estaba desatendido: no existían emisoras de radio «buenas para los niños», es decir, que emitiesen canciones libres de lenguaje inapropiado. Los padres podían sentirse intimidados por las radio fórmulas de emisoras que no pensaban en que los niños pudiesen adquirir malos hábitos, en realidad eran emisoras digamos «para mayores» (o posiblemente podríamos decir que eran ‘+14’).

El gran movimiento de Disney fue crear Radio Disney, un canal específicamente dedicado a los más jóvenes, a los preadolescentes. ¿Qué contenidos colocar en dicho canal? Antes de invertir en nada, mejor utilizar contenidos de terceros que fuesen apropiados para el canal, de hecho comenzaron con inocentes canciones de los Back Street Boys, NSYNC, Spice Girls… Una vez asentado el canal, con una audiencia creciente, empezaron a desarrollar productos propios: The Jonas Brothers, Miley Cyrus… todos «productos» Disney y exitosos desde el primer día.

Esto contribuyó a que el canal fuese cada vez más importante y reportaba beneficios como ser una plataforma estupenda de promoción de otros productos de la marca, tener tanto éxito que otros querían sus contenidos, es decir, terceros compraban los «productos» Disney para emitirlos en sus canales, y no menos importante, ese canal está tan demandado ahora, tiene tanta audiencia, que los anunciantes se pegan literalmente por aparecer allí.

O sea, ¿Disney creó un canal nuevo que es capaz de crear estrellas?

Es una especie de gallina de los huevos de oro, ¿verdad? Crear un canal enfocado para un público específico, al que enganchamos gracias al anzuelo de contenidos ya existentes pero exclusivamente dedicado a dicho público. Cuando el público alcanza una masa crítica es cuando se «crean» ídolos que, gracias al estudio previo sobre los gustos de ese público, encajan perfectamente. Esa creación hace que el público crezca exponencialmente, alcanzando cotas muy altas y generando negocio por terceras vías.

Y en esa rueda de creación, aparece Justin Bieber, un cantante con un potencial insospechadamente alto para encajar perfectamente en esta industria Disney, que encuentra en los canales de Disney precisamente una cantidad de público estratosféricamente alto, predispuesto a adorar sus canciones y su imagen…, y este es el momento en que dejamos de preguntarnos «pero, ¿cómo demonios?» y empezamos a alabar el instinto infalible de una factoría como Disney. Pero, ¿podemos sacar una lectura positiva para nuestro nivel? Yo creo que si.

Vía | Content Marketing Institute
En El País | Astros en la pubertad
Foto | cukuskumir

0 comentarios en “La estrategia de contenidos que catapultó a Justin Bieber a la fama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.