Debemos luchar contra el abuso en el uso del hashtag

hashtag

No cuesta visualizar la saturación actual en el uso del hashtag en clave ‘Sharknado‘. En lugar de pensar en un tornado preñado de tiburones asesinos, imaginemos otro social pero atiborrado con #wtf, #omg, #ff y demás coletillas innecesarias a las que el responsable le ha añadido la almohadilla vaya usted a saber por qué para completar el tuit, la actualización de Facebook o el encabezado en Instagram. Ese ‘hastagnado’ (sic) representa el panorama actual en muchas cuentas.

Personalmente, cuando veo una cuenta de twitter cuyos mensajes salen atiborrados de hasgtags recibo la misma impresión que al entrar en uno de esos restaurantes en los que el propietario entiende la decoración como un lienzo en blanco donde plasmar sus aficiones, gustos y vivencias. La sensación de que no sabe muy bien lo que está haciendo. No hace falta remarcar el error garrafal en el que estará cayendo un Community Manager transmitiendo ese sentimiento.

Usa hashtags, por supuesto, pero mímalos del mismo modo en que cuidas de la gramática y sintaxis del resto de los mensajes que explicas a tu público. Que sean cortos, claros y concisos; sé ingenioso para tener gancho; evita caer en la reiteración y en los dobles sentidos, sobre todo, no los consideres como etiquetas. Evita crear una nube de conceptos que diluyan el impacto de lo que realmente quieres comunicar. Huye del #hastagnado.

Vía | The WallL

0 comentarios en “Debemos luchar contra el abuso en el uso del hashtag”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.