Ante la saturación, curación de productos

La explosión del modelo de consumo en que vivimos ha traído una consecuencia inesperada: nos estamos cansando de tanta oferta. En el mundo moderno de hace tan sólo 20 ó 30 años, cuanto mayor fuera la gama de oferta y de elección, mayor libertad y placer sentía el consumidor tratando de definir su personalidad a través de sus compras.

Pero en la era de la sobreabundancia, la copia y la producción barata, el consumidor está experimentando una sensación similar al hartazgo mental y atencional que le produce Internet. Inconscientemente está prefiriendo menos opciones, que alguien seleccione lo mejor para que él se lo lleve.

En una potente analogía con el content curation, Joe Rominiecki se ha fijado en el éxito de la cadena de venta al por mayor para consumidores norteamericana CostCo. CostCo ha rebajado su margen de beneficio del 25% habitual en los supermercados de EE.UU. a un 15%. A cambio, ofrece tan sólo 4.000 productos en sus tiendas, que más que supermercados, parecen almacenes industriales. Esto supone una décima parte de la oferta habitual en el sector, donde una cadena de supermercados media ofrece unos 40.000.

Pero CostCo ofrece tan sólo una marca por producto y en cantidades industriales. Por otra parte, obtiene buena parte de sus beneficios de un modelo de suscripción anual por tan sólo 50 dólares. Seleccionan con un cuidado obsesivo la que consideren que es la mejor marca del producto que vendan y lo presentan a precios que llegan a ser un 30% más baratos y en cantidades industriales: envases de cinco kilos de cereales para el desayuno (pero son Kellog’s), botellas de cinco litros de Ketchup (pero es Heinz) o cartones de 90 huevos son parte de los productos básicos que suponen el 75% de los ingresos de la cadena. Pero también ofrecen lo que la compañía llama “tesoros”: productos de lujo a tan buen precio que nadie puede resistirse a ellos.

Bolsos de Prada, relojes Cartier o pantallas ultraplanas de Sony aparecen en ofertas limitadas irresistibles. El resultado es que una de las mayores quejas de los clientes es que siempre gastan mucho más de lo que planean. La estrategia de CostCo se apoya en estimular la compra compulsiva. El no colocar rótulos indicando dónde está cada producto contribuye a que los clientes quieran verlo todo por si encuentran algo irresistible.

Los clientes de CostCo son seducidos por una combinación entre la abundancia que promete el modelo low-cost y el prestigio de una marca como Apple, cuyos clientes miran poco las prestaciones técnicas de sus productos, pues confían en que se están llevando lo mejor del mercado. Los clientes de CostCo tienden a ser, además, de ingresos altos. ¿Estamos ante una nueva tendencia de consumo como reacción a la sobreabundancia? ¿Serán los curadores de contenido de cualquier clase parte de la clave del marketing y el consumo del futuro?

0 comentarios en “Ante la saturación, curación de productos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

La seguridad y la salud de todos es nuestra prioridad. Te pedimos leer atentamente la información de este link sobre prevención del COVID-19 antes de acceder a nuestras oficinas para cualquier visita, reunión o evento.