Tinkle se adhiere al Pacto Mundial de Naciones Unidas

En Tinkle nos hemos adherido al Pacto Mundial de Naciones Unidas, la mayor iniciativa mundial de desarrollo sostenible en la que participan más de 13.000 empresas procedentes de 160 países. Tinkle ha adoptado formalmente los 10 Principios del Pacto Mundial, lo que supone asumir una serie de compromisos en materia de derechos humanos, relaciones laborales, preservación del medioambiente y lucha contra la corrupción.

Javier Curtichs, CEO de Tinkle, señala que “como parte de nuestro compromiso con la sostenibilidad hemos decidido incorporar los principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas en todos los ámbitos de nuestra compañía como parte integral de nuestra operativa diaria, nuestra cultura empresarial y estrategia a largo plazo. Pero no sólo eso, creemos que el mundo de la Comunicación y las Relaciones Públicas debe desempeñar un papel esencial para desarrollar modelos económicos sostenibles, los únicos viables, de acuerdo con los principios esenciales del Pacto Mundial, y esta adhesión significa que vamos a aportar todos nuestro conocimiento y creatividad para crearlos y difundirlos”.

Tinkle se compromete también a integrar en su gestión los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por Naciones Unidas en 2015 y que marcan la nueva Agenda 2030 para erradicar la pobreza, luchar contra el hambre, proteger el planeta, fomentar la igualdad y asegurar la prosperidad para todos.

El Pacto Mundial de Naciones Unidas (Global Compact) es una iniciativa que anima a las empresas y organizaciones de todo el mundo a asumir compromisos y a desarrollar políticas sostenibles y socialmente responsables en todas sus actividades de negocio y actuaciones sociales. La adhesión es voluntaria y aquellas empresas y entidades que lo firman se comprometen a ratificar y difundir sus principios, así como a informar del progreso de su aplicación en su esfera de actuación.

Según los objetivos marcados por Naciones Unidas, al unirse al Pacto Mundial, las empresas, como elemento esencial de la globalización, pueden desempeñar un papel esencial para ayudar a los mercados, el comercio, la tecnología y las finanzas a avanzar por vías sostenibles y socialmente responsables que beneficien a las economías y sociedades en cualquier lugar.