The New York Times usa Slack para publicar los mejores contenidos en redes

The New York Times usa Slack para publicar los mejores contenidos en redes

Como tantos otros medios de comunicación y grandes empresas, The New York Times lleva tiempo apostando por Slack, el servicio de comunicación interna para equipos del fundador de Flickr que ha jubilado (en parte) las engorrosas listas de correo. «En el momento en que alcanzas cierto tamaño, no todos pueden sentarse juntos así que tener un canal público así nos sirve», explica el vicepresidente de producto de Quartz en Digiday. The New York Times ha cambiado el correo por 200 canales de Slack para otros tantos grupos de trabajo en la redacción y el resto de departamentos. Pero las posibilidades de la herramienta no acaban ahí y muchos están tirando de Slack para explorar nuevos modelos de publicación. The New York Times, una vez más, es uno de ellos.

Para el debate republicano en Estados Unidos del pasado agosto y en el evento Apple de octubre, crearon un bot que permitía a los editores políticos escribir contenido en un canal de Slack específico para alimentar a su vez un blog en directo sobre ambos sucesos. Ahora, profundizando en las posibilidades de Slack en el terreno de la distribución, han parido algo igualmente interesante: un bot de Slack para postear las mejores historias posibles en sus redes sociales. ¿Innovación?

Blossom, la nueva herramienta de The New York Times, trata de crear un filtro útil para las más de 300 historias que genera el medio cada día. El bot predice el éxito que cada pieza pueda tener en redes sociales y le sugiere contenidos adecuados a los editores para ajustar el tiro bebiendo de los datos almacenados. Cuando los redactores preguntan en el hilo de Slack con la fórmula “Blossom Facebook?» reciben sugerencias precisas de lo que deben publicar en cada momento.

Según NYT, el juguete, empujado por una especie de algoritmo inteligente, funciona. Los post de Facebook recomendados por Blossom obtienen un 120% más de clicks de media que los convencionales. También hay una versión fabricada expresamente para Twitter y planean crear un bot para trabajar con el resto de cuentas sociales del periódico.

De Blossom me interesa su naturaleza complementaria. No jubila el criterio humano del redactor, pero ayuda a formarlo y obtener mayor rendimiento del trabajo. No hablamos de automatización, sino de apoyo. Sin duda, un gran ejemplo de creatividad y búsqueda de nuevos modelos de publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*