Sentido Común, la parte vital del Social Media

Es algo que habíamos olvidado y que no se aplicaba con la frecuencia necesaria. Durante bastante tiempo nos liamos la manta a la cabeza y sólo veíamos lo bueno que era el Social Media y las herramientas que lo sustentaban. Si el interlocutor que te tocaba enfrente, se manejaba bien alrededor de los conceptos de la Internet Social, no era complicado entenderse. Las dificultades estaban cuando esa situación no se daba, nos poníamos a hablar de Social Media y a ver si la flauta sonaba. La cuestión es que dejábamos de lado dos conceptos importantísimos que todo empresa debe saber manejar: aprender a escuchar y el sentido común.

Recordé que David Armano tenía una presentación con un título provocador que hacía referencia a algo tan clave como el Sentido Común desde la óptica de la muerte del Social Media como concepto individual. En la presentación, David Armano lo deja claro, con el Social Media, en realidad, no estamos hablando de nada que no estuviese presente de alguna u otra manera en la empresa ya. Antes de que apareciese el concepto y las herramientas sociales, toda empresa vivía bajo la creencia de que su valor se tenía que sustentar en cómo de bien atendiesen a sus clientes, con el añadido de que ahora se sabe que participan, crean y dan consejos (antes sucedía, pero se veía sólo como buenas prácticas a cargo de la empresa). Sobre la base de la transparencia y las estrechas relaciones que se establecían con los clientes, se levantaba el proyecto y el futuro de la empresa.

Al final, como contaba al principio de esta reflexión, olvidamos lo principal, ese sentido común a la hora de aplicar los nuevos conceptos, con los contenidos y la creación de los mismos, y que, como comenta el propio David Armano, no es tan común. Si lo analizamos como debemos, entenderemos que la obsesión por el Marketing y la Comunicación con la que las empresas relacionan al Social Media, deja de lado algo primordial: el Social Media afecta a todos los departamentos, desde el CEO hasta el empleado menos importante… Algo que hubiéramos visto desde un principio, si no nos hubiésemos dejado llevar por los cantos de sirena.

Todo regresa al inicio: aprender a escuchar y el sentido común. ¡Qué complicado lo hacemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*