Publicaciones e información, lo poco agrada y lo mucho cansa

El refrán bien podría ser la conclusión que se extrae del estudio realizado por PEW acerca del uso de Twitter por parte de los medios de comunicación estadounidenses. Este estudio, que toma sus datos de febrero de 2011 a octubre del mismo año, muestra como los medios de comunicación que menos tuitearon fueron los que más followers consiguieron en la red social Twitter.

El contenido es importante, desde luego, pero la saturación de información y publicaciones no es bienvenida por todos. Así, el Washington Post que tuitea 664 veces a lo largo de una semana tiene el segundo mayor crecimiento del estudio (100%). El dato no sería llamativo si no fuera porque el primero en crecimiento, Fox News, tuitea solo 48 veces a la semana y el tercero, MSNBC, lo hace de media tan solo 33 veces.

Algo similar a la regla de Pareto podemos observar en este estudio en el que queda demostrado que «menos es más» y que no por mucho tuitear, más personas te van a seguir. Así podemos ver que entre los cinco medios que más han crecido están los cuatro que menos han tuiteado y entre los tres que menos han crecido están los 3 que más han tuiteado, a excepción del Washington Post que se convierte en la única excepción que confirma la regla.

En España, aunque no tenemos datos de un estudio similar, se está produciendo además un fenómeno de diversificación de contenidos y algunos medios están apostando por crear distintas cuentas de Twitter según la temática o sección informativa. Es el caso de El País o El Mundo, que aparte de sus cuentas globales, que por lo general están totalmente automatizadas, tienen cuentas para distintas secciones. Es inteligente cuanto menos este uso, puesto que la sección de la redacción correspondiente dispone de su propia cuenta, y es fácilmente agregable a listas en la red social, aunque abusan del uso automático, por lo que vuelven a usar una herramienta tan potente como Twitter de forma unidireccional y sin dar opción a la participación por parte del usuario. Otro medio que también realiza desde hace tiempo esta práctica se trata de LaInformacion.com, aunque en este caso sí son más sociales y contestan al usuario.

Esta práctica de diversificar los contenidos por secciones, no permite saber los seguidores reales que tiene un medio, puesto que los followers se reparten por los gustos de la temática. Pero si al medio le da igual la cantidad, y desea dar personalidad e interacción con el usuario, la fórmula de ABC es la correcta y también la más utilizada en Estados Unidos. El medio ofrece las cuentas personales de sus principales redactores desde su página web y los invita a seguir. Y en el caso de ABC, las cuentas son de los redactores y no aparecen en el nombre de los usuarios el nombre del medio en el que trabajan, evitando las ya consabidas controversias con trabajadores que fichan por otro medio, como ya ha ocurrido anteriormente, y precisamente en un eminente medio como la BBC. Lo cierto es que se trata de una práctica nada recomendable que puede crearle problemas al redactor o presentador, que tampoco debería de diversificarse teniendo dos cuentas, una para el medio y otra para el mismo.

En nuestro país, un caso peculiar fue el de Vicente Vallés, ex-director del canal 24h, que en su fichaje el pasado verano por Antena 3 tuvo que cambiar su nombre de usuario de @VicenteValles_TVE y eliminar la ‘E’ de TVE, para quedarse con @VicenteValles_TV. Parecerá una tontería, pero el despiste creado a sus followers es importante ya que, por lo general, la gente no vamos cambiándonos de nombre como de chaqueta. Otro caso que podría también llegarse a dar es el de la tan nombrada para bien y para mal Ana Pastor, en Twitter @anapastor_tve, con la que últimamente tantas veces se especula con su salida de la televisión estatal por la llegada al gobierno del Partido Popular. Si finalmente es despedida como muchos vaticinan, ¿de qué ha servido arrimar la marca al nombre de la periodista si acabado el contrato, los followers irán con ella y no quedarán en el canal?

En RTVE, por hablar de radio y televisión de nuestro país, mezclan las dos fórmulas, la de la diversificación de cuentas por canales de televisión, emisoras de radio y poco a poco, de programas específicos, e incluso de secciones informativas, sumándose, como hemos visto, también a la fórmula del ensalzamiento del trabajador de la marca, pero usando junto al nombre del profesional el del medio, lo cual es un grave error.

Está visto que en la cantidad no está la calidad, y que para llegar al usuario, a veces es mejor el divide y vencerás. Pero hay que tener cuidado al elegir la estrategia y el nombre del usuario de las estrellas mediáticas, pues un mal uso puede causarle estragos al profesional o al medio. Y es que el refranero también es aplicable a la red.

3 comentarios en “Publicaciones e información, lo poco agrada y lo mucho cansa

  • Carles comentó:

    Me gustaría que, como experto, opinara sobre la cuenta @sueldospublicos. La gestiono desde finales de marzo. Superamos ya los 18.000 seguidores. ¿Debo adoptar un perfil más bajo de interacciones? El volumen de peticiones no me deja atender otros menesteres, como sacar temas propios para la web. Nuestros recursos son limitados, por ahora. Pero también soy consciente de que parte del éxito ha sido la conversación y complicidad con los seguidores, el tono guasón de algunos mensajes y la coyuntura económica. Además, la semana pasada gestionamos nuestra primera crisis en Twitter a raiz de un dato falso que publicamos sobre el sueldo de un diputado.
    Un saludo. Sus explicaciones son magníficas.

  • Charlie Torres comentó:

    Hola Carles

    Conozco @sueldospublicos y os sigo en Twitter desde hace tiempo. Me parece un medio interesante y arriesgado para los tiempos que corren en el mundo periodístico. Mi mas sincera enhorabuena.

    En cuanto a la estrategia a seguir, te escribiré por mail y te contaré más detalladamente, pero básicamente, la interactuación con la audiencia en Twitter la puedes basar en preguntas, en encuestas, en sondeos a tu audiencia, en animarles a participar y enviar los sueldos de otros cargos públicos, en nombrar a los colaboradores que informan (si ellos quieren).

    Es decir, basar la cuenta en más diálogo con la audiencia, hará empatizar a tus followers con la marca o el medio en cuestión. Uno de los grandes errores, como comentaba en el artículo puede ser basarse únicamente en automatizar las publicaciones y enviarlas a Twitter.

    Muchas gracias por tu aportación.

  • fernanda salazar comentó:

    Su aportación me parece genial.

    Podrían aconsejarme la manera más idónea para manejar las herramientas como FB o twitter en una fundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*