¿Prefiero contar con contenido “de calidad” o contenido “en cantidad”?

The Palmer Group, en su blog, lanzaba una serie de interesantes preguntas en un artículo llamado “Society vs. Social Media“: ¿es más importante tener una audiencia de calidad u optar a cuantos más seguidores mejor?

El viejo debate de la calidad contra la cantidad adquiere en este artículo un cariz diferente. Mientras los medios y las redes sociales le declaran la guerra a las fake news y al temido clickbait, parece que algunos expertos defienden asumir esa vieja máxima de que si no puedes con ellos, la mejor estrategia será unirse a ellos.

¿Ya no hay lugar para el debate calidad vs. cantidad?

Shelly Palmer, CEO de The Palmer Group, dice en este artículo que el mundo digital funciona de otra manera de la que nosotros queremos imaginarnos. En definitiva, que la percepción de calidad es responsabilidad del que consume el contenido y no del que lo produce.

Con este punto de partida, es fácil entender cómo su método se basa en utilizar el denostado clickbait. Ya no solo porque es la forma de llegar al público que te interesa, sino porque como define en su artículo: “Utilizar clickbait no es engañar al sistema, sino que el propio clickbait es el sistema”.

Hay una afirmación que resume estas ideas de una forma muy concisa. Y dice que el tratamiento algorítmico al que se ven sometidos los contenidos que ves o que no ves, no está diseñado para que recibas “una narrativa emocionalmente satisfactoria“, sino contenido que te hará mantenerte clicando y consumiendo esa red social.

Nuevos esfuerzos… ¿nuevos fracasos?

Precisamente esta abril Facebook ha vuelto a anunciar, una vez más, una serie de cambios en su algoritmo para prevenir las fake news. Como señala Wired, la medida estrella es la creación de Click-Gap, una nueva métrica para determinar cómo clasificar una publicación. Es decir, la misión de esta medida es limitar la difusión descontrolada de páginas web que no tienen relevancia en Internet, pero sí reciben un impulso enorme en Facebook. El alcance, por lo tanto, se limitará si dicha web tiene muchos enlaces provenientes de Facebook y pocas páginas fuera de la red que enlacen a la web en cuestión.

En definitiva, los esfuerzos de Zuckerberg y su equipo siguen, aparentemente, dirigidos a frenar esta sangría y a mejorar la percepción en caída libre que parece tener el público general (sin contar con gobiernos e instituciones) sobre Facebook.

Quizá en un ecosistema así es especialmente positivo utilizar las armas que comenta Shelly Palmer. Para cerrar, nada mejor que una de las citas del propio Palmer: “…te darás cuenta que mientras el tratamiento algorítmico es el enemigo, es a la vez la mejor arma en esta pelea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*