¿Por qué Twitter no debería deformar nuestro timeline con algoritmos?

twitter-mosaic-wallpapers

En una conferencia reciente, uno de los jefazos de TwitterAnthony Noto, dejó caer la bomba. Se plantean ofrecer un timeline organizado según un algoritmo que nos muestre determinados contenidos a pesar de que los generen usuarios a los que no seguimos. Algoritmo en lugar de libertad para escoger lo que queremos ver, que era la esencia misma de su producto. ¿Llegará? ¿Funcionará si llega a hacerse? Vistas las reacciones de la comunidad y sus respuestas al anuncio, aquí hay un buen resumen de Mathew Ingram en Storify, cuesta creerlo.

Ahí van un par de las reflexiones, entre la pausa y la ironía, que más me han gustado.

 

Es evidente que Twitter busca crecer junto a las marcas con esta y otras reformas que viene haciendo en su casa desde hace años. Quieren más usuarios y que estos sean más activos, que las marcas sientan su herramienta es un buen terreno de juego para lanzar pelotas y que vuelen en múltiples direcciones. Para multiplicar su mensaje. La pestaña descubre, el nuevo valor de los ‘favs‘, las (estas sí) notificaciones, siempre útiles, son soluciones para el mismo problema. Uno que, para el núcleo duro de usuarios, nunca ha sido tal: un timeline ilegible por su sistema de cronología inversa y en el que consumes los contenidos que tu mismo has decidido consumir.

Pero no solo los tuiteros se muestran críticos. Este artículo en GigaOM ha levantado bastante revuelo. Y también la respuesta medio airada del CEO de Twitter, aunque sin desmentir la jugada.

Aunque resulta evidente adivinar las ventajas que supondría un algoritmo ordenador especialmente para los que seguimos a un gran número de personas, adoptarlo tajaría de raíz el principal valor de Twitter: la capacidad del usuario para escribir su propia agenda informativa y construir una opinión en función de ella. Por otra parte, veo inalcanzable un algoritmo funcional con información de última hora, con sucesos impredecibles. Ofrecerá contenido fiable basándose en parámetros que no cuesta imaginar, pero seguramente nos privará de contenido único, inesperado y, por tanto, muy valioso.

Como yo lo veo, como lo ven los usuarios habituales, no hay mejor algoritmo para curar contenido que el propio sentido común y el instinto. Aunque emplearlo implique ‘mancharse hasta los codos‘ para rebuscar esos tuits enterrados o haber dedicado años a construir relaciones en una comunidad viva. Es evidente que Twitter necesita trabajar para atraer clientes nuevos y quizá menos propensos a realizar este tipo de esfuerzos. Pero ahí está su futuro y el del producto mal que nos pese a la vieja escuela.

En Medium | Why Twitter Should Not Algorithmically Curate the Timeline

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*