Mailchimp se sube al carro de la creación de contenidos con Mailchimp Presents

Mailchimp hace tiempo que no es solo el proveedor de una herramienta de email marketing. Su trayectoria, desde 2001, les ha hecho profundizar en la provisión de servicios digitales para expertos en marketing.

Sin embargo, desde hace tiempo que están llevando a cabo una pequeña gran revolución, apostando por la creación de contenido, y en concreto abogando por el contenido propio: como señalaba Digiday, un equipo de 9 personas está gestionando y supervisando la producción de contenido, con la etiqueta Mailchimp Presents, de forma conjunta con otras compañías como Vice o los productores de la serie ‘Queer Eye‘.

Mailchimp y su plataforma de contenido Mailchimp Presents

En primer lugar, cabe destacar que Mailchimp Presents salió a la luz el pasado junio, como plataforma de contenido y que está orientada tanto a vídeo como a podcasts, un tipo de contenido en el que habían profundizado anteriormente.

Apuntan desde Mailchimp que, antes del lanzamiento de esta plataforma, ya estaban produciendo series originales propias y, desde enero de 2019, han conseguido más de un millón de visitas de sus shows.

Sin duda, Mailchimp no busca ser el “siguiente Netflix”. Los contenidos son relativamente cortos (entre 8 y 15 minutos para vídeo, y entre unos 20 y 25 minutos para podcasts) y la producción es “independiente” (que no amateur).

Un dato importante es el que apunta Digiday: Mailchimp no ha dejado de invertir en publicidad de marca, pero por otro lado, ha redistribuido esa inversión para generar contenido original, que a su vez origina una importante fuente de brand awareness.

¿Por qué producir contenido propio?

En Content Marketing Institute, Joe Pulizzi dice que si no fuera por razones para cimentar nuestra estrategia de marketing de contenidos, existe un motivo adicional que a muchos les va a llamar la atención: es una forma de generar beneficios. Es más, lo centra en tres términos que, traducidos, vienen a ser las “suscripciones, ganar y crecer”.

  • Meta de las ventas o “ganar”: en el fondo, una estrategia de contenidos no tiene otro fin que conducir la demanda de productos y servicios de personas que pueden convertirse en consumidores. O como lo define Joe Pulizzi, “emplear parte de tu esfuerzo de marketing en crear un grupo de gente que está implicado en tu visión, pero no está listo para hacer la compra”.
  • Meta del ahorro o “suscripción”: ahorrar costes mediante una estrategia de contenido es, esencialmente, basar esa misma estrategia como sustitutivo de otros programas tradicionales. El ejemplo aportado es el del banco danés Jykse Bank, que cuenta con su propia plataforma de contenido en Jyksebank.tv, habitualmente de colaboraciones con otras compañías y atractivo para audiencias más jóvenes.
  • Meta de brillar o “crecer”: enfocarse en crear más lealtad y retener a clientes más afines a nuestra marca. La revista Think Money llegó a acreditar que suscriptores y lectores de la revista fueron los que multiplicaron por cinco las operaciones de TD Ameritrade, la compañía matriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*