Los sorteos, ¿son una buena forma de atraer enlaces?

¿Quién no ha visto sorteos en la red? Cada vez parecen más frecuentes, y uno se pregunta por su efectividad. Si organizo un sorteo en mi web o en mi blog, o entre mis seguidores de Twitter, o en nuestra página de Facebook, ¿qué resultados obtendré? Dependiendo un poco de cómo enfoquemos el sorteo y cómo lo realicemos, los resultados pueden ser inmejorables, o bien un perfecto fiasco.

A priori los sorteos son una buena forma de atraer la atención sobre nuestro sitio o negocio. Si conseguimos un buen buzz, siempre podremos atraer a nuevos seguidores o clientes (potenciales) a nuestro sitio, y sobre todo, podremos conseguir enlaces interesantes desde las redes sociales (si hacemos una buena difusión). Lo más básico para asegurarnos una buena atención es… ¡un gran premio!

  • Los premios
  • Seamos sinceros, un buen sorteo o concurso debe dar buenos premios. De nada sirve organizar todo un evento con múltiples requisitos para la participación, si después el premio va a ser algo que no nos aporte nada. Normalmente, la recomendación es que el premio valga mucho la pena, que sea algo por lo que hagamos un pequeño esfuerzo en participar.

  • La difusión
  • Tenemos que procurar no caer en el spam. Lo bueno se propaga casi sin darnos cuenta, mientras que si tenemos que bombardear a nuestros contactos para que participen y, a su vez, difundan el premio, mal vamos. Lo mejor es seleccionar las redes sociales más populares, pero aún podemos dar una vuelta de tuerca más investigando en qué círculos podríamos tener más éxito.

  • La cadencia
  • No conviene hacer un sorteo o concurso a la semana: no podremos mantener premios de alto nivel si cada semana estamos regalando algo caro. Además, lo más atractivo de los sorteos no es que haya uno semanal, sino que cuando haya algo, sea tan irresistible que arrastremos multitud de nuevos seguidores, lectores, clientes. Tampoco tenemos que limitarnos a un gran sorteo anual, simplemente debemos ser conscientes de cómo es nuestra audiencia y de qué estamos sorteando. Un fin de semana a todo lujo en un parador puede ser un premio estupendo cuando se acercan las vacaciones.

  • Las reglas
  • En este punto hay que ser cuidadosos. Las reglas deben ser diáfanas y muy sencillas de entender por cualquier participante, y además deben evitar que se formen «vacíos legales» o que alguien pueda interpretarlas erróneamente. Además, debemos ser muy estrictos y observar las reglas a rajatabla, sin excepciones, para evitar confusiones. Esa razón también nos obliga a ser claros al redactarlas.

  • Aspectos legales del concurso, y el sorteo en sí mismo
  • A veces, si el premio es lo suficientemente importante o dependiendo de las condiciones especiales que surjan, será necesario tener bien claros los aspectos legales que puedan presentarse. Asimismo, como no siempre podremos realizar sorteos ante notario, conviene utilizar algún servicio muy probado y conocido de forma que nadie se sorprende de los resultados. Es muy importante comunicar bien todo lo que implica el sorteo.

Si hacemos todo bien, es probable que con nuestro concurso o sorteo consigamos una buena difusión, que nos hagamos con nuevos lectores, seguidores o potenciales clientes, y que hayamos ganado unos buenos enlaces entrantes. Esta es una herramienta muy válida para conseguir relevancia, pero como decimos, hay que poner especial cuidado para que todo sea lo más completo, cerrado y no interpretable posible.

Foto | Wiltsplus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*