Los siete elementos esenciales para un post perfecto

Escribir post perfecto

El eterno contenido en la red es el que gira en torno a cómo crear los mejores contenidos. Es una especie de metacontenido sobre el cual cada autor pone su granito de arena (en el mejor de los casos), hace un refrito de lo que ya se sabe, o bien plagia directamente otras listas similares. Realmente, es difícil sintetizar cómo debe ser el mejor contenido porque existen demasiadas variables asociadas.

Lo que sí podemos es decir cómo podemos hacer contenidos de inmejorables características y que sean atractivos (según esas reglas), que sean potencialmente compartibles, que inciten a seguir leyendo y que capten también a los escáners humanos. Sería algo así como una receta para poner a tu post en la parrilla de salida de la excelencia, pero luego debe haber un gran contenido, aunque no sea suficiente.

Nos encontramos estos siete ingredientes del post potencialmente perfecto. Para tener en cuenta: se trata de una receta para posts «estilo americano», es decir, hay que ser racionales y tener en cuenta cómo escribimos en España, o mejor, cómo leemos.

Por ejemplo, los titulares estilo upsocl enganchan mucho, pero no dejan de ser una interpretación bastante literal del estilo americano. Funcionan porque en ese caso se tira de componente emocional (en ese sentido son geniales), pero no te van a valer para tus posts en el blog de tu empresa o negocio (llegan a cansar al poco de leer los titulares).

En segundo lugar, si no eres capaz de estructurar y crear un contenido que valga la pena, que sea interesante, original, que aporte, o en definitiva, que sea un buen contenido, esta receta no te va a servir. Es como hacer una tortilla de patata con el preparado de Mercadona: no es lo mismo que hacerla totalmente a mano, desde que pelas las patatas y dándole tu toque.

7 elementos clave para crear un post formalmente perfecto

 

Todo se reduce a cumplir lo siguiente:

  1. Elabora un titular con las seis palabras más decisivas sobre tu contenido. [Aquí tienes más consejos para crear titulares con gancho]
  2. Arranca con una historia (personal, sobre el tema que estás tratando,…), algo que enganche al lector de inicio y acerque más el tema a su punto de vista.
  3. Menos caracteres en las primeras líneas. Este truco se consigue con una imagen de cabecera alineada a la derecha, o aumentando el tamaño de la fuente.
  4. Nunca dejes de incluir una imagen potente y descriptiva. Y alineada a la derecha, con un ancho que sea la mitad del ancho de columna.
  5. Utiliza los subtítulos con sabiduría para captar a los «escaneadores» de contenidos. [Aquí hablamos más en profundidad sobre cómo leen tus visitantes]
  6. Los contenidos de calidad son mejores si tienen una gran longitud: 1.500 palabras es la longitud «de inflexión»: más es mejor, siempre que el texto sea bueno y valga la pena.
  7. Incluye extractos selectos que se puedan compartir fácilmente.

¿Es posible hacer titulares efectivos de 6 palabras? Hay que entender que se trata de seis palabras relevantes, es decir, no incluimos determinantes, artículos ni otras palabras necesarias para diferenciarnos de un simple robot que escriba titulares en «indio».

¿Es siempre necesaria la historia al inicio? No, si lo que pretendes hacer es narrar durante 800 palabras lo que te pasó personalmente. Sí lo es si conseguimos incluir un «insight» del tema desde nuestro punto de vista, con el plus de que una experiencia personal da más credibilidad y sitúa a todo el mundo en el punto del que quieres partir.

Las estructura visual del post es fundamental. Cuanto más largas sean las líneas, peor experiencia de lectura, mayor sensación de complicación en el post (igual que mantener párrafos kilométricos). Si las líneas son cortas, o bien si los caracteres al inicio son mayores, mayor sensación de fluidez. Convence mejor para seguir leyendo.

Los titulares intercalados con el texto son muy potentes porque dan, de un vistazo, las claves del texto y permiten a quien lee en diagonal saber dónde está el fragmento que le interesa.

En general todos estas claves se reducen a dar un gran contenido a los visitantes, captar su atenciñón con un titular insuperable, que fomente su curiosidad y que además «prometa lo que vamos a leer», seguido de un texto atractivo que vaya llevándolos hasta el final. Ese es el verdadero objetivo del post perfecto, que los lectores lleguen, hagan click y avancen hasta donde nosotros teníamos planeado.

0 comentarios en “Los siete elementos esenciales para un post perfecto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*