Las compañías financieras se suben al tren de Instagram

Cuando pensamos en el posicionamiento de marcas comerciales en redes sociales, desde luego que el matrimonio del contenido casi estrictamente visual de Instagram no lo asociaremos (casi seguro, al menos no de partida) a compañías que pertenecen al mundo de las finanzas: bancos, tarjetas de crédito, etc.

Sin embargo, la creciente popularidad de esta red social y la búsqueda de estas compañías por ganarse el favor de la gente joven ha dado lugar a interesantes propuestas por parte de marcas con productos financieros, con poca o muy poca fotogenia. ¡Conozcamos algunos casos!

Todos quieren ser de Instagram

La red social de fotografía por antonomasia ha arrojado unos datos muy impactantes en los últimos meses. En concreto, en abril de 2017 anunció que ha alcanzado la cifra de 700 millones de usuarios. Es todavía más impresionante conocer que en los últimos dos años ha duplicado su base de usuarios. Además, para seguir metiendo récords en la cesta, ha anunciado que su crecimiento se ha disparado (por una serie de buenas decisiones), siendo 600 millones de usuarios lo que tenía en diciembre de 2016, ganando esos 100 millones extra en los primeros cuatro meses de 2017.

Para poner las cosas en contexto, falta decir que Instagram ha duplicado el número de seguidores que tiene Twitter, pero se mantiene todavía muy lejos de los casi 1.900 millones de usuarios con los que cuenta Facebook, dueña de la propia Instagram.

Por lo tanto, las grandes compañías financieras no quieren quedarse sin su parte del pastel. Ya sea por estrategia o por lo complicado que es vender un producto financiero a través de una red social de estas características, las compañías financieras están asociando sus marcas a experiencias mediante Instagram. El contenido atractivo que se está mostrando busca, sobre todo, apelar al público joven mediante sus valores y estilo de vida.

Marcas financieras en Instagram

Uno de los ejemplos más interesantes es el caso de American Express. La compañía de tarjetas de crédito ofrece contenido en Instagram que jamás asociaríamos con su producto, de no ser porque cuenta con algunos bodegones en los que aparece la emblemática y reconocible tarjeta norteamericana. El objetivo aquí es ofrecer experiencias para conectar con el usuario, que mediante la interacción podrá llegar a la propia marca. Nadie quiere ver publicidad sin más (vivimos en la era de los ad blockers), y menos en Instagram.

Un caso similar es el que vemos con MasterCard. Ya lleva años apostando por las experiencias, como en los anuncios televisivos con aquella campaña de “Para todo lo demás, MasterCard”. En esa línea es en la que parece dirigirse su cuenta de Instagram con más de 60 mil seguidores. De hecho, en la descripción del perfil dice “Priceless moments should be shared” (los momentos que no tienen precio se tienen que compartir).

Eso sí, también comparten mucho contenido de eventos patrocinados, muy habitual entre marcas comerciales en Instagram. Desde luego que hay formas de hacerlo y MasterCard no abusa en mostrar demasiado su logo. Sin embargo, sí hay mucho contenido puramente alineado con las experiencias. Abajo uno de los ejemplos.

En cuanto a los dos bancos más importantes de nuestro país, Banco Santander y BBVA, el primero solo cuenta con perfiles de delegaciones regionales y no ha apostado por esta nueva ola del Marketing Digital. No es así el caso de BBVA, que cuenta con un perfil destacado que es el de BBVA Compass, una iniciativa dirigida al público norteamericano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*