El caso de Santiago Swallow, un famoso de Twitter que ni era famoso, ni era nadie

Se llama Santiago Swallow, y en unas 48 horas pasó del más absoluto desconocimiento a ser una celebridad en Twitter. De 0 a 100 en «cero coma», se podría decir, y lo mejor es que existe una guía bastante completa para saber cómo es posible que eso ocurra. Porque es posible: tú también puedes pasar de ser un don Nadie (sin faltar) a ser el que rompe la baraja. Efectivamente, tal y como estás sospechando, basta con hacer tu propio perfil de Twitter y comprar unas decenas de miles de seguidores, y pronto podrás vender con aplomo gracias a esta sin par tarjeta de presentación.

Tiene cuenta de Twitter (todavía activa), página en la Wikipedia (interesante) y página web propia, y todo es un cuidado experimento, diseñado por Kevin Ashton. Las claves de éxito, tener un perfil de Twitter «verificado», el respaldo de una biografía que inspira (le gusta el arte, por ejemplo), una página web de aspecto profesional, una verborrea que capta adeptos en las redes sociales y decenas de miles de seguidores.

Evidentemente esto no se trata de un engaño con malas intenciones, sino de un experimento para comprobar la dificultad y el coste de generar una estrella «mediática» en Twitter. El coste es pequeño, unos 68 dólares (52 euros escasos). El engaño, redondo: el símbolo de cuenta verificada en Twitter no es más que una imagen pegada en el fondo de la página de perfil, es decir, un engaño. La biografía de la Wikipedia era una serie de frases obvias, generalistas y vagas además de estar basada en dos biografías de gente real.

El problema real con los falsos perfiles y la compra de seguidores «al peso» es que nunca se sabe si los perfiles o bots que siguen a cualquier persona (a mi en mi cuenta personal me siguen habitualmente media docena de perfiles spammers o falsos a la semana) son comprados, o son «naturales». En mi caso, suelo bloquear y denunciar esos perfiles en cuanto los detecto, pero es normal tener un 10% de seguidores que no son reales. Y eso no quiere decir que los haya comprado.

Estos paquetes de seguidores se venden por la sencilla razón de que hay personas que los compran, y porque existe en la gente esa creencia de que, si alguien tiene decenas de miles de seguidores, será por algo bueno. Lo que hay que examinar es la capacidad de conversación de cada persona. La cantidad de RT (echos por personas reales, de nuestro círculo, conocidos…), el nivel de conversación (si pasa de un simple «qué interesante»), investigar un poco los datos que se ofrece en la descripción de perfil, etc, etc… Cuanto menos analíticos seamos con estas cosas, más nos la «colarán».

Es un tema muy serio, y ejemplos como el de Santiago Swalllow son dignos de mención.

Vía | Mashable
En Tinkle | ¿De qué sirve comprar seguidores en redes sociales?

2 comentarios en “El caso de Santiago Swallow, un famoso de Twitter que ni era famoso, ni era nadie

  • Christian comentó:

    Lo mismo pasa con la cuenta de @JuanfraEscudero en Twitter. Hace no mucho se acercaba al medio millón de seguidores. Luego bajó a 400.000 y ahora está en los 300.000. Tiene tantos, que incluso se produce un baile de cifras en su cuenta de Twitter. En su perfil de portada hay un número, pero cuando pulsas en sus seguidores, ese número baja 1.000 usuarios. Vuelves a sus tweets, y vuelve a subir 1.000 seguidores.

    Lo curioso es que este hombre no es nadie, ni apenas existe información de él en Twitter. ¿Cómo ha conseguido una cantidad tan bestia de seguidores? ¿Comprándolos? ¿Dónde? ¿A qué precio? ¿Para qué, exactamente?

    Tengo mucha curiosidad por el caso de este hombre. 300.000 seguidores para alguien totalmente anónimo en Internet es demasiado.

  • Buenos días, mi comentario y aclaración va dirigido a Cristian que veo que me tiene vigilado pero mal vigilado, vamos por partes.

    Que tú no sepas quien soy no te da derecho para criticar mi trabajo diario el cual es muy duro por cierto. Voy a aliviar tu curiosidad aunque a veces es malo porque ya sabes que la curiosidad mató al gato.

    Cuando una persona como yo, tiene la gran suerte de administrar y gestionar las cuentas de alguna que otra celebritie en España y LatinoAmerica, con una buena estrategia social media puede llegar a esa cantidad de la que tu hablas.

    OJalá supiera donde y como se compran seguidores porque mucha gente me lo pregunta y así les podría dar una buena respuesta.

    Y a tu duda de por qué tenia 500.000 ya lo dije en su momento pero se ve que no estuviste atento, una pagina web se puso en contacto conmigo para que probara su software de unfollow a mis seguidores pasivos, esos seguidores no activos, que no interactúan conmigo y que solo hacen que engordar la cuenta.

    Yo no tengo la culpa de ser TT en Canadá y en los Estados Unidos.

    Mis seguidores son seguidores de calidad, seguidores que comentan cada tweet que escribo. Así que por respeto a ellos, la próxima vez espero que te informes mejor y no viertas falsas acusaciones. Por el bien de todos en la red.

    Moraleja: La envidia es muy mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*