Content curator: consejos para empezar

Ya se lo que piensas: otro post lleno de consejos recopilados para desempeñar alguna actividad o para ser más eficientes. Si y no. Normalmente intento procesar la información que comparto aquí y trato de darle una perspectiva más local que la que puede tener un interesante artículo estadounidense. Porque ya todos sabemos que en España no actuamos, ni pensamos, como en otros países.

El concepto de content curator es interesante porque no deja de ser algo que existe desde que existen contenidos que filtrar. Un detective descarta la información irrelevante de la relevante para esclarecer un caso; un estudiante de ingeniería, por ejemplo, termina aprendiendo a descartar cualquier cosa innecesaria en el enunciado de un problema, simplemente para poder resolverlo con éxito. Ambas cosas tienen algo en común: criterio definido y vocación para resolver el problema.

En el mundo online actual la cantidad de contenidos generados cada segundo es inmensa. Excede con mucho la capacidad de cualquier humano para repasarlos todos, tanto que se ha acuñado el término infoxicación como la intoxicación o saturación por exceso de contenidos. Es imposible, inabordable, sobre todo si queremos hacer más cosas al día.

Ahora bien, si quieres dar un paso más y poder llamarte Content Curator (intentando además rentabilizar, de paso, tu nueva ocupación), los consejos de Sean Clark me parecen muy acertados para principiantes:

  1. Encuentra o configura tu «contenedor de contenidos». Google Reader es una de las mejores herramientas, en eso estoy muy de acuerdo con Enrique Dans. Sirve para contener bien organizadas las fuentes de contenidos habituales. Configurar tu entorno para poder suscribirte con un click es interesante también.
  2. Partiendo de la base de que utilices Google Reader y lo tengas preparado, es la hora de llenar de fuentes de información la herramienta. ¿De dónde sacarla? Bueno, esa es una de las tareas claves del content curator, pero puedes empezar por estas sugerencias sobre dónde buscar:
    • Líderes del mercado, industria, ciencia u opinión, grandes influenciadores
    • Tus competidores, no solo para saber por dónde tiran, sino porque al fin y al cabo es información valiosa
    • Suscribirte a ciertos feeds de Twitter. Esto es muy interesante, no solo tendrás fichadas las menciones a tu marca o a lo que quieras encontrar, sino que es la única manera de hacerlo ya que en Twitter mismo no se puede
    • Crear alertas de Google y suscribirte a agregadores de noticia como Digg, meneame, Reddit…
  3. Comparte el contenido relevante. De eso se trata el ser content curator, de compartir contenidos relevantes en las áreas que domines

Parece sencillo, ¿verdad? Creo que con la organización suficiente es posible, y no creo que haya que valorar si es algo sencillo o complejo. Simplemente es una labor que depende de nuestro criterio y nuestra organización y dedicación. ¿Qué consejos o trucos tienes tú para esta labor?

En Tinkle Blog | Herramientas útiles para la content curation

Un comentario en “Content curator: consejos para empezar

  • Kempor comentó:

    Merci por erestnar los comentarios de este humilde blog.Ante todo, decirte que en ningún momento he negado que iPad sea lo más grande que el señor Jobs ha hecho, ya que sin duda lo es. Lo que digo es que, incluso siendo lo más grande hasta el momento ideado por los de Cupertino, sigue sin agradarme del todo la que creo que es su “verdadera” finalidad (eso es lo que he cuestionado), independientemente de que cree un nuevo nicho en el mercado de los gadgets electrónicos, ya que és más obvio que lo ha hecho (únicamente hace falta ver como se ha movilizado la “competencia”). ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*