Comprender el periodismo de la mano de The New York Times

The New York Times mostró en una serie de artículos cómo lleva a cabo su labor periodística. Ya sorprendió al mundo con su “Periodismo que destaca” y siempre se mantiene a la vanguardia del sector, haciendo a la vez gala del respeto a la tradición y el oficio.

En una serie denominada “Understanding the Times“, el periódico neoyorquino esperaba trasladar al lector los entresijos de la profesión periodística, narrando con detalle cómo consiguen mantener un nivel tan alto, tanto de calidad como de reputación, sin caer en las fake news.

Así verifica The New York Times los vídeos de los testigos oculares

Mediante el uso de herramientas de Internet, redes sociales y smartphones, casi cualquier persona puede convertirse en un periodista. Además, vivimos tiempos exigentes para el periodismo, cuando la era digital ha traído consigo una fuente de innumerables retos.

Como tiene claro The New York Times, es difícil asegurar que los vídeos de los supuestos testigos oculares, son tales. Más aún, cuando la fuente es una red social. Por lo tanto, la labor del periodista de calidad incluye ahora habilidades de detective, donde tiene que averiguar si ese contenido es lo que dice ser.

Su redacción pone como ejemplo una investigación realizada sobre un ataque químico en la ciudad de Douma, en Siria. En primer lugar, se dio el paso de la verificación del contenido. Este puede provenir de agencias de noticias, pero también de twitter, facebook, etc…, así como de fuentes directas a través de whatsapp. Para llevar a cabo este proceso, primero hay que determinar si un vídeo es realmente nuevo y después diseccionar el contenido para conseguir conclusiones sobre localización, tiempo y lugar, actores implicados y lo que ocurrió realmente.

Contenido reciclado y otros retos

Alertan en The New York Times de un peligro que existe hoy en los medios de comunicación: la necesidad de la inmediatez, de no quedarse atrás en cuanto a información se refiere, hace que muchas redacciones publiquen “contenido reciclado”. Aquí pone el ejemplo de un bombardeo en una ciudad ucraniana, categorizado en twitter como el propio de Damasco del que hablan en su artículo. De twitter salta a todos los noticiarios, que muchas veces ni hacen referencia posteriormente al error.

Por lo tanto, los requisitos de calidad del NYT pasan por verificar que no se cae en este error. Además, aseguran que su registro va casi en el frame by frame, es decir, que cada fotograma cuenta en su análisis. En este detalladísimo análisis se tienen en cuenta desde los metadatos detrás del vídeo, hasta referencias visuales dentro de las imágenes, que son luego contrastadas a través de un mapa. Determinar día y hora, así como el evento en sí y los actores implicados puede ser clave para sacar conclusiones. Se trata de una tarea tan importante que a veces han pedido ayuda a los lectores en el esfuerzo analítico.

The New York Times siguió publicando cada semana entradas de su ciclo “Understanding The Times”, lo que supone un ejercicio muy interesante de análisis periodístico y transparencia del medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*