Cómo seducir a tus clientes

En cierto modo, vender es un proceso de seducción que llega a su mejor puerto cuando el cliente acepta comprar. Bueno, «acepta comprar» o «decide comprarnos a nosotros y no a la competencia». No importa si hablamos de venta física, en persona, o de utilizar canales como las redes sociales o los blogs, por ejemplo, para hablar de nuestros productos. La eterna pregunta es ¿cómo puedo seducir a mis clientes?

La labia es esencial. Es decir, en lenguaje más formal, el storytelling es crucial para convertir a los visitantes en clientes, igual en un blog, que en redes sociales, que en la tienda física, o por teléfono. Y los pasos para conseguirlo son a la vez naturales pero complejos de conseguir si no aceptamos ese foco particular sobre la forma de elaborar los contenidos.

Claves para seducir con éxito a tus clientes

No olvides que nunca damos fórmulas mágicas. Es más, prepárate a comprobar cómo estas claves para seducir a tus clientes son del más absoluto sentido común, que es una de las fórmulas que mejor funcionan siempre.

  1. Se honesto y transparente, proyecta tu pasión por el producto sobre los potenciales clientes.
  2. Utiliza un lenguaje dinámico y que transmita un mensaje colorido y sugerente.
  3. Utiliza estilo directo, frases en activa mejor que en pasiva.
  4. Incita a la acción.

Estas cuatro mantras debemos grabárnoslas a fuego. ¿Qué hay más efectivo que hablar con pasión sobre el producto que vendes? Hablar con pasión, ser auténtico, no sembrar el discurso de interminables y aburridos datos técnicos (para eso están lo anexos), hablar más de qué puede hacer el producto por el cliente, que del propio producto. Hay que tratar de suscitar conversación.

A eso le añadimos un lenguaje entusiasta (pero sin caer en el exceso de entusiasmo, que se detecta a kilómetros de distancia) que presente el producto al cliente tal como él lo ve útil y asequible, un lenguaje estimula al potencial cliente o a visualizar la acción (de ahí que hablamos de un lenguaje en activa en lugar de pasiva), y además, precisamente, invitar a esa acción. El lenguaje tiene el poder de convencer, siempre que se utilice bien. No es cuestión de cantidad de palabras, pero sí es cuestión de cómo se articulen.

Vía | Content Marketing institute
Foto | sergis blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*