Cómo acercar las redes sociales a los niños y adolescentes

Es un tema peliagudo y sobre todo, muy difícil de atacar. No hay una fórmula sencilla para acercar las redes sociales a niños y adolescentes, pero siempre se puede enfocar el asunto desde la prudencia y desde la educación, con naturalidad. Existen muchas formas de relacionar redes sociales y jóvenes, pero lo que parece que no resuelve nada (y sí puede agravar) es la prohibición.

Hace unas semanas leía con interés lo que tenía que decir la Guardia Civil sobre el tema de Internet, el ordenador y los chavales. Me parecieron muy interesantes, y sobre todo cabales, un par de frases concretas: «Internet no es sitio para hacer amigos«, y permitir a los hijos tener el ordenador en su habitación es un «gravísimo error». Hoy repaso un artículo en el que se afirma que es vital educar a los niños en el uso de las redes sociales, y no puedo evitar pensar que estoy leyendo dos cosas que tratan de lo mismo.

Siempre he pensado que Internet no es diferente al mundo real (al hilo de esto, una interesante reflexión sobre el uso de los móviles en las comidas). Internet, las redes sociales y los canales de comunicación que se ofertan en la red son el mundo real actual. A menos que seamos unos fósiles, que nos hayan descongelado de la animación suspendida o tengamos una regresión astral, debemos tomar conciencia de que nuestro mundo real incluye relaciones diferentes a las que teníamos hace 10 ó 20 años.

Y dado que ése es nuestro mundo real, los niños deben ser educados teniendo en cuenta toda la realidad. No podemos ocultarles esa parte del mundo, pero sí aleccionarlos sobre cómo interaccionar con ella, cómo sacarle partido, pero sobre todo cómo no caer en las trampas que nos puedan tender. He seleccionado tres pautas interesantes del artículo referido al final, y añado una de mi propia cosecha:

  1. Enseñar qué es aceptable decir en una red social, y qué no. Una regla muy sencilla es enseñar que lo que no se diría jamás en persona, no se debe decir en las redes sociales.
  2. Es imperativo que los niños (y los padres y profesores) sepan identificar claramente los peligros que se puede uno encontrar en las redes sociales. Igual que en la vida diaria advertimos a los niños de ciertos peligros («no aceptes caramelos de extraños»), igual debe pasar con las redes sociales: no compartir fotos, mucho cuidado con la webcam, no conversar con extraños…
  3. De una vez por todas, el uso de las redes sociales debe formar parte de la educación en las escuelas. Los profesores deben tener los conocimientos suficientes (y muchos tienen que «regresar al futuro», y no quedarse anclados en la revolución industrial), para ser capaces de transmitir lo positivo y prevenir lo negativo. Las redes sociales pueden ser una herramienta increíble para el aprendizaje, si se sabe enseñar.
  4. El futuro verá como el networking a través de redes sociales evoluciona y llega a cotas que hoy difícilmente podemos imaginar. No se debe cerrar la mente de los niños a las nuevas tecnologías, servicios y aplicaciones, porque si lo hacemos así, en algún momento las descubrirán y harán un mal uso de ellas.

Vía | The independent

0 comentarios en “Cómo acercar las redes sociales a los niños y adolescentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*