5 obstáculos para el consumo de información

Que hay un exceso de información en Internet es una realidad que todo el mundo puede sentir en sus propias carnes. Estamos en una época en la que los dispositivos y puntos de acceso a la información son tantos, y resulta tan fácil generar contenido, que el peligro de sobrecarga es muy alto. Ya no solo porque existan miles (millones) de contenidos nuevos, sino porque existen decenas de millones, miles de millones de reproducciones del contenido original en forma de tweets, retweets, citas, etc.

Los Social Media son una herramienta interesante y accesible para consumir información, estamos apoyándonos en la reputación de nuestros contactos para consumir información «de confianza», dejamos que esas redes sociales filtren la información para nosotros. Esto, ¿es bueno o malo? ¿Se puede juzgar si está bien o mal, si nos llega información de calidad o por el contrario perdemos oportunidades de informarnos? Lo vamos a ver ahora mismo, gracias a 5 obstáculos para el consumo razonable de información.

  1. El principal problema es la estrechez de miras de depender de un círculo social determinado. Que nadie me entienda mal: lo que quiero decir es que si solo nos fiamos de nuestro círculo de contactos, acabaremos teniendo una visión parcial de la información. Bombas informativas pueden terminar pasando desapercibidas para nosotros y eso puede que no nos convenga.
  2. ¿A quién seguimos? Es difícil conseguir el grupo de personajes a seguir que nos proporcione la cantidad y diversidad de información que demandamos para cualquier uso concreto. Mantenerse objetivamente informado de todo es complejo y puede que no lo consigamos nunca (depende de a quién sigamos)
  3. La distorsión de la información vendrá provocada por la confianza que tenemos en las personas a las que seguimos. Es decir, solemos seguir a personas en las que confiamos a nivel personal, o bien a personas de las que presuponemos un nivel profesional elevado. Es difícil cuestionar información si nos quedamos en una zona de confort formada por nuestros contactos de los que no dudamos (por principios).
  4. Existe la tendencia de mezclar contenido personal y profesional. Es algo a veces inadvertido, pero en otros casos introduce cierta distracción sobre el foco de la información sobre el tema que el usuario está interesado en seguir.
  5. Hay mecanismos que en vez de eliminar ruido, lo incrementan. Las listas de Twitter, los círculos de Google+, las suscripciones de Facebook… parecen todas lo mismo o para el mismo propósito, y en lugar de mitigar el ruido lo favorecen.

Sinceramente, creo que para un buen aislamiento frente al ruido en las comunicaciones, en la dieta informativa diaria, los usuarios deberíamos centrarnos en dos servicios, tres, de forma que no solo no contribuyan a elevar el nivel de ruido, sino que además no compartan esferas de contactos, porque existe una alta probabilidad de que los contenidos compartidos estén altamente correlacionados.

Vía | Darwin Eco
En Tinkle Blog | Social Media Content Curation: Ejemplo de ciclo de trabajo
En Merodeando | Mi dieta informativa
Foto | DraXus

Un comentario en “5 obstáculos para el consumo de información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*