2014 reabre el eterno debate sobre si el blog ha muerto

2287471422_ac03194b0b_z

Es una discusión recurrente y, en mi opinión, totalmente vacía. El blog ha muerto según algunos, pero según otros está más vivo que nunca. En el caso de mi poco importante (probablemnente) opinión, ni el blog ha muerto, ni morirá. El blog, para un servidor, ha pasado de ser una simple herramienta a un concepto, y por eso nunca morirá, sino que evolucionará. Volveré a explicar mi postura más adelante en este texto, pero primero quiero comentar algunas cosas más antes de entrar en materia.

¿Qué hace la gente hoy en día en la red? ¿Qué hacían hace 10 años? Lo que hace la gente es contribuir, aportar algo que puede ser más o menos importante, y la diferencia fundamental entre hoy y diez años atrás es que el número de canales por los que es posible contribuir ha aumentado exponencialmente. Hoy en día tenemos Tumblr, Twitter, Facebook y las decenas de redes sociales que existen y en las que hay un buen número de usuarios, la mayor parte de ellos «contribuyentes». También hay blogs, como hace diez años, pero lo que provoca que algunas voces hablen de «muerte del blog» es que ya no se usan como antes.

La muerte del blog es la muerte de la idea que tenías antes sobre el blog

 
Igual que la moda actual (que en realidad es una moda perpetua que se repite generación tras generación) de decir lo buenos que eran los tiempos pasados (con iniciativas tan loables como «Yo fui a EGB«, o piezas como el libro de Popy Blasco «Yo fuí teen en los 90«, que nos pueden gustar más o menos, pero ahí están), un sector de la red afirma completamente convencido que el blog está muerto, pero solo porque el blog tal y como se entendía y utilizaba antes ya no existe. Es decir, aquéllos blogs del principio, todos cargados de intenciones, transparencia, personalidad y, muchas veces, individualidad, ya no existen.

Creo que lo correcto, como dije antes y prometí volver al tema, es decir que los blogs han evolucionado. Que el blog es una idea (como las de Platón, si aún recuerdas cómo era eso) que ha tomado forma en diferentes métodos para contribuir en la red. Nadie dice que el blog es lo que se publica a través de blogger, o wordpress, porque todo el mundo considera a esos servicios como lo que son, herramientas para poner online nuestras ideas personales, corporativas o para difundir nuestros productos.

El blog como idea se puede resumir, grosso modo, como:

  • Un lugar dónde compartir nuestras ideas con los demás
  • Un lugar dónde permitir la interacción con nuestros lectores o contactos
  • Un escaparate para nuestra imagen de marca, tanto si hablamos de corporativismo, marca propia o productos
  • Nuestra tarjeta de visita

Así que, ¿es el blog aquéllo que podemos actualizar a través de blogger, wordpress o cualquier otra plataforma similar? O bien, ¿es relevante hablar de blogs como algo físico, o es mejor reconocer que el concepto ha trascendido eso físico y se ha instalado en otras herramientas como Twitter, Facebook, Tumblr,…? Porque recordemos que Twitter popularizó el microblogging, que no es otra cosa que blogging… con pocas palabras.

Cada año reflexiono y reflexionamos sobre este tema y llego siempre a una conclusión similar: el blog no ha muerto, ha muerto la imagen que teníamos de él, y queda muy moderno afirmar en voz alta esa frase de «el blog ha muerto». Poco más que añadir.

0 comentarios en “2014 reabre el eterno debate sobre si el blog ha muerto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*