Por qué nadie debate sobre tus contenidos

tumbleweed

Esta es la pregunta del millón, junto a otra similar que dice “¿por qué este texto elaborado no engancha a nadie, y este otro que me ha llevado 5 minutos es un hervidero de comentarios y ‘shares’?“. Las razones sobre por qué nadie se engancha con tus contenidos son múltiples, y algunas de ellas tienen toda su lógica. Escribir contenidos es, a veces, algo que enfocamos mal, ya que podemos pensar que es una tarea que hay que hacer, en la que contamos algo.

Dependiendo de nuestros objetivos con los contenidos, así tendremos que enfocarlos. De nada nos sirve trabajar en una estrategia de contenidos que está condenada a no triunfar, así que vamos a centrarnos rápidamente en las cinco razones por las que tu contenido no tiene éxito alguno… y luego hablamos de cómo superarlas.

Razón #1: tu contenido no le interesa a nadie

 

Es la razón más dura, pero no la más frecuente. Sin embargo, la pongo en primer lugar porque, en ocasiones, podemos pensar que hacemos los mejores contenidos de la red, con entusiasmo genuino sobre nuestros productos, nuestra historia o nuestros logros en el mercado, y eso no interesa absolutamente a ninguno de nuestros clientes.

A nuestros clientes les interesa comprar nuestros productos, o que se los vendamos. Puede que les interese saber más sobre nuestro servicio, que les interese saber cómo vamos a mejorar ciertas funcionalidades, o qué novedades vamos a estrenar que les inciten a renovar, a comprar o a recomendar a sus amigos nuestro producto. Pero leer cómo nos congratulamos de los éxitos, sin más, no es un contenido que sea interesante, ni que genere debate.

Razón #2: nada más que añadir

 

Te has currado los contenidos, has cubierto todos los casos posibles y dado una explicación razonable para cada una. ¿Por qué nadie dice nada? Precisamente por eso: no has dejado hueco para que alguien añada nada más, ¡lo has dicho todo! Si esperas que algún cliente se moleste en hacer login (o registrarse) para dejar un comentario tal que así: “Bien dicho, no podría añadir nada más”, lo llevas claro.

Razón #3: tu contenido es tan denso que, realmente, nadie lo entiende

 

Esto puede pasar también porque utilicemos un lenguaje tan técnico que a nuestros clientes se les haga difícil aportar algo a la conversación. En ocasiones debemos saber qué lenguaje es el más apropiado para nuestra audiencia (y en este sentido te recuerdo las claves para destacar sobre tu competencia, y también los consejos de los grandes gurús para bloggers novatos), pues no es lo mismo hablar para ingenieros electrónicos, para clientes “domésticos”, o para expertos en cosmética.

Razón #4: no tiene ni pies, ni cabeza

 

Todo el mundo yerra, es algo humano, y nosotros podemos tener un ma día y escribir un contenido que no tenga ni pies, ni cabeza: que no tenga relación con nuestros contenidos anteriores, que contenga un error de bulto (aunque suele pasar que cuando existe un error de bulto aparecen 10.000 personas que te lo señalan sin más), o que sea tan surrealista que nadie se atreva a decir “esta boca es mía”.

Razón #5: nadie dialoga, porque nadie lo lee

 

Hay que decir que una cosa es saber cuándo escribir, y otra cuándo compartir los contenidos en las redes sociales. En el primer caso, debemos tener claro cuándo está conectada nuestra audiencia. Si reservamos nuestro mejor material para un día de fiesta nacional, nadie va aacordarse de leer nuestras novedades. La cosa es así de sencilla, igual que si publicamos la bomba el día en que se juega la final de la Champions, o la del Mundial de Fútbol. Es como sembrar en un lago salado.

Las contraclaves para estas razones son las que siempre decimos, que son a la vez lo más complejo del mundo de creación de contenidos: crear un contenido de calidad y que aporte valor al cliente, que remueva sus sentimientos, haga click con su conciencia, lo mueva a opinar o a preguntar, y sobre todo, que se publique cuando él, nuestro cliente, esté frente al ordenador leyendo y buscando. Por tanto es fundamental que, si no es cliente ya, nos encuentre y se quede con nosotros.

¿Fácil?

Vía | Marketing Profs
Foto | jezarnold


 Soy Finder, un nombre que es evidentemente un seudónimo pero que intenta sintetizar qué soy. Busco información, siempre quiero saber más y si hablamos de Social Media me gusta profundizar, comparar, pensar y sobre todo, conocer por dónde van los tiros en el mundillo. Llevo ya bastante tiempo ligado a Internet en diversos proyectos, y este es un reto considerable, pero a la vez motivador y muy interesante.

Este post no tiene comentarios.

Este post no tiene enlaces entrantes.

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario