Las tribulaciones de un Content Manager


Con el transcurso de los meses, el content marketing tiene cada vez más relevancia, y concentra cada vez más búsquedas, lo que podemos ver como algo directamente relacionado. La figura del Content Manager, la persona que articula, crea, genera, comparte y todo lo que se puede hacer con un contenido, tiene cada vez mayor presencia y se postula como una ocupación popular o con alta demanda a medio plazo.

Sin embargo, al Content Manager le espera un duro trabajo. Puede caer en errores típicos y no tan típicos, puede no saber exactamente qué hacer con los contenidos, y también debe tener en cuenta que la competencia contará con sus propios profesionales: no es una figura única, sino que estará inmerso en una batalla cruenta por alcanzar los objetivos.

Pero, ¿qué es un Content Manager? ¿En qué consiste su labor? A grandes rasgos, un Content Manager es un malabarista del contenido, aquélla persona que es capaz de tratar una pieza de contenidos y adaptarla a:

  • Un mercado determinado.
  • Un tipo de medio (Facebook, Twitter, blog, vídeo, podcast…).
  • El perfil del usuario al que se intenta acceder (¿recuerdas cuando hablamos de contenidos entrenados para buscar clientes?).

Esto quiere decir que, partiendo de una sola pieza de contenido “canónica“, es posible desarrollar contenidos específicos y altamente orientados a conseguir objetivos individuales, y abordar audiencias muy concretas. Pero, ¿es tan sencillo como eso? No, porque es muy probable que caigamos en errores muy comunes y que echarán por tierra todo el trabajo, o las expectativas puestas en él.

Errores comunes del Content Manager

 
Es muy sencillo colocarse una etiqueta, lo realmente complicado es realizar un gran trabajo que tenga continuidad y que de los resultados que se esperan. Un Content Manager fracasa como figura cuando comete uno o varios de los siguientes errores comunes de manera continuada.

  • El calendario de publicación de contenidos es un verdadero desastre.
  • Existe un calendario, pero no tiene sentido, no está estudiado y no lo sigue nadie. Con esto no vamos a ninguna parte, pues para diseñar un buen calendario hay que hacer una planificación seria, conectando las fechas de publicación (de todo el año) con los intereses y objetivos específicos de la empresa (ofertas de temporada, contenidos especiales según lo que suceda en determinadas fechas…).

  • Se diseña contenido para satisfacer a una máquina y no a las personas (clientes).
  • Contenidos repletos de keywords, de enlaces internos (pero nunca externos), destinados a posicionar bien y a conseguir enlaces entrantes. La obsesión del link building mal hecho frente a la sana e interesante opción de averiguar qué le gusta a tus clientes (¡si sabes quiénes son!), y proporcionar contenidos útiles que cubran una necesidad. Éste es uno de los peores errores, y de los que más cuesta luego salir.

  • No consiguen atinar con el contenido realmente bueno.
  • El buen contenido es el nuestro, y el de nadie más. Pensar así es sinónimo de perder oportunidades y dejar de obtener valiosos conocimientos.

  • Una vez creado el contenido, pasamos página.
  • Crear el contenido es el principio, después debe haber una nutrida temporada de compartir, mover el comentario, conseguir atraer personas, conseguir comunidad, relevancia, “shares“… Crear un contenido y dejarlo muerto, es sinónimo de no crear contenido alguno.

  • No miden nada.
  • Realizar el esfuerzo de planificar, diseñar, crear, compartir… se queda cojo si no somos capaces de medir los resultados. Quién accede, desde dónde, cuánto tiempo se queda, qué hace mientras, quién comparte, dónde comparte, cuántos replican, dónde se concentra la audiencia, qué podemos mejorar, cómo nos encuentran… Son solo unas pocas de las preguntas básicas que hay que hacerse cuando se realizan las labores de Content Manager.

Relacionado en Tinkle:

Foto | Share conference


 Soy Finder, un nombre que es evidentemente un seudónimo pero que intenta sintetizar qué soy. Busco información, siempre quiero saber más y si hablamos de Social Media me gusta profundizar, comparar, pensar y sobre todo, conocer por dónde van los tiros en el mundillo. Llevo ya bastante tiempo ligado a Internet en diversos proyectos, y este es un reto considerable, pero a la vez motivador y muy interesante.
#4376

Carmen Díaz Soloaga

Miércoles, 1 de octubre del 2014

Interesante enfoque. Esperemos que en el futuro sea una profesión más consolidada y que no se quede en una moda. Cada vez que oigo “He leído en Internet…” pienso que detrás hay un creador de contenidos y la labora tan callada pero tan eficaz que realiza. A ver si las pequeñas empresas también son capaces de ver este potencial de los contenidos.

Un saludo,

#1189

Monica

Miércoles, 13 de marzo del 2013

Axel, muy buen artículo! Creo que hoy en día el content marketing se ha puesto tan de moda, que muchos profesionales de redes sociales, o marketing en general, se volvieron de la noche la mañana en content managers. Y por eso se hacen los errores expuestos. Vienen con los habitos de otros tipos de marketing y piensan que se pueden aplicar al CM.

[...] sociales de la empresa (perfiles en redes sociales y en la web/blog corporativo). En este post de Tinkle encontrarás sus funciones y sus errores más comunes. Para que seas consciente de su importancia [...]

[...] La figura del Contnt Manager será cada vez más popular, pero hay que tener bien claro a qué se dedica, y sobre todo no caer en los errores más comunes.  [...]

[...] La figura del Contnt Manager será cada vez más popular, pero hay que tener bien claro a qué se dedica, y sobre todo no caer en los errores más comunes.  [...]

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario