La organización social

La organización social portadaLa revolución del conocimiento cambió de forma radical la vida de las empresas y de las organizaciones en la última década. Y todos estábamos tan orgullosos por el alto grado de virtuosismo que habíamos alcanzado en el manejo de la información y de su digestión hasta convertirla en conocimiento y en inteligencia. La información era sólo ruido y habíamos sido capaces de transformarla en conocimiento inteligente; en poder. Aprendidos a manejar ese poder de forma e„ficiente hasta convertirlo en el fundamento de todas las estrategias de negocio. Entonces, una avalancha de decisiones generadas en base a ese conocimiento inteligente inundó los mercados en forma de nuevos productos y servicios. Estábamos en el Olimpo del management. Manejábamos inteligencia y sólo podíamos generar excelencia. Y la gran sorpresa que muchos se llevaron fue ese exquisito cuidado en la búsqueda y almacenamiento de datos y ese exhaustivo proceso de análisis al que fueron sometidos hasta destilar las esencias de inteligencia que sustentaron las decisiones de negocio no estaban dando los resultados esperados. Las más calculadas y estudiadas estrategias para el lanzamiento de productos y servicios estaban siendo literalmente destrozadas porque, primero de forma casi imperceptible y luego a gritos, una masa estaba opinando, comentando, recomendando, protestando, prescribiendo, reclamando y denunciando esos productos y servicios y haciendo que nada fuese como estaba tan cuidadosamente plani„ficado. Fue entonces cuando muchos descubrieron algo que los dejó atónitos. ¡¡¡El mercado habla!!!

Habla, ciertamente. Ya no era un simple escenario en el que proyectar los frutos del conocimiento. Se había convertido en un ágora. Es bidireccional. Recibe y responde. En este nuevo escenario, lógicamente, las reglas cambian. Ya no podíamos limitarnos a almacenar datos, analizarlos y generar conocimiento para la toma de decisiones. Había un factor nuevo que lo cambiaba todo. Había que escuchar. Luego vino lo más complicado, hubo que aprender a escuchar. Algunos lo comprendieron con rapidez; otros todavía están en la tarea y aún queda quien sigue pensando que todo esto es una simple moda tecnológica pasajera.

Pero el factor escucha entró a formar parte de todo el proceso de generación de conocimiento sin que nada ni nadie pudiera impedirlo. El conocimiento se ha hecho social. La revolución del conocimiento no estaba agotada. Le quedaba aún otro peldaño, hacerse social. Un elemento que supera ampliamente los límites del management tradicional y que incorpora nuevos factores, mucho más humanos, a la gestión de negocios. Los nuevos datos, la nueva información que originaban todas esas opiniones, comentarios, recomendaciones, protestas, prescripciones, reclamaciones y denuncias sobre los productos y servicios, tenían que ser incorporados al proceso de análisis para generar un nuevo tipo de conocimiento. Y no sólo eso. El conocimiento ya no era social a secas, lo era en tiempo real, pues el nuevo ruido que genera la masa no se detiene en ningún momento y obliga a repensar de forma constante todos los procesos y todas las decisiones.

Si el conocimiento es social, no nos queda más remedio que determinar que no puede surgir de forma e„ficiente en las viejas organizaciones, las de hace apenas cinco años, y que estamos abocados a un nuevo modelo de organización a la que le resulta ineludible ser social. La organización social, la que es ella y su circunstancia, es la única que puede sobrevivir en este nuevo escenario, pues es la única que puede generar conocimiento social.

Y aquí es donde el libro de Anthony Bradley y Mark McDonald viene a socorrernos. Porque las grandes preguntas son: ¿Qué es una organización social? ¿Cómo convertirnos en organización social? ¿Cómo hacemos para transformarnos en una organización que escucha y habla con su entorno? ¿Cómo introducimos el gen colaborativo en nuestras organizaciones? ¿Cómo somos capaces de captar, depurar y digerir ese nuevo universo de datos procedentes de nuestra circunstancia social para generar nuevo conocimiento e inteligencia de negocio?

La respuesta a estas preguntas, como muy bien señalan los autores a lo largo de todas las páginas del libro, va mucho más allá del simple manejo de las herramientas de redes sociales. Tiene, lógicamente, mucho más alcance que diseñar un blog o planifi„car estrategias en Facebook o Twitter. No se trata de implementar una tecnología o unas herramientas de gestión. Tampoco de generar comunidades con las que practicar marketing viral.

Se trata de cambiar de forma radical la cultura empresarial para establecer un nuevo paradigma en la gestión y el liderazgo de las organizaciones, la colaboración de masas. El uso estratégico de la colaboración de masas es la clave de una organización social y la única herramienta capaz de hacerle alcanzar sus objetivos. Este libro es el manual de instrucciones para encajar la colaboración de masas en el ADN de cualquier organización de futuro.

La organización social libro

Nota de la editorial: Es una guía práctica para adaptar la organización a la nueva realidad de los medios sociales y asumir los cambios necesarios que las empresas están viviendo. La organización social, explica cómo convertir una colaboración adecuada con las redes sociales en una estrategia disciplinada para conseguir los objetivos clave de la empresa. Para sacar el máximo provecho de los medios sociales, las compañías más prósperas, utilizan métodos y prácticas que promueven y aprovechan al máximo la inteligencia colectiva de sus clientes y empleados.

Los autores muestran en este libro las conclusiones de un estudio de más de cuatrocientas organizaciones de todo el mundo que han utilizado las tecnologías sociales para conseguir éxitos que serían impensables hace pocos años. Incluye propuestas prácticas y ejemplos convincentes, revela cómo hacer de la colaboración de masas una fuente de ventaja competitiva, y aporta el camino que a corto y largo plazo, todas las empresas tendrán que seguir.

En Social Business News | Gartner’s definition of The social organization
Comprar | La organización social


 Antes de fundar Tinkle, fue Director General de Burson-Marsteller para España y Portugal, Director General de Weber-Shandwick en Madrid y Barcelona y Director de Proyectos en Porter Novelli Madrid. Inició su carrera profesional en Edelman Madrid y Arnold Boston (EE.UU.). Es Bachelor of Arts in Communications Studies, Master of Arts in Political Communications por el Emerson College de Boston (EE.UU.) y Executive MBA por el Instituto de Empresa de Madrid. También es coautor del libro ‘Sentido Social’, editado por Profit.

Este post no tiene comentarios.

Este post no tiene enlaces entrantes.

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario