La economía del comportamiento define tu marketing de contenidos

La economía del comportamiento nos dice por qué compramos ese producto

La economía del comportamiento es una disciplina que pretende comprender la toma de decisiones de los consumidores a la hora de realizar una compra. En el proceso de compra no solo influyen, entonces, los parámetros conocidos y utilizados (y también explotados para vender) hasta ahora, sino el estado de ánimo del consumidor, la influencia social, y más condiciones del entorno influyen en el sentido de esa decisión final.

Conocer estas influencias y la reacción que se produce en la mente del consumidor es clave para conseguir una mayor conversión, y por eso se puede decir que la economía del comportamiento influye, o debería hacerlo, en el marketing de contenidos, pues la decisión de compra no depende de los parámetros usuales y, por decirlo así, predecibles.

La economía tradicional se basa en la suposición de que somos criaturas racionales y que la toma de decisiones es racional. La Economía del Comportamiento tiene en cuenta los factores sociales, psicológicos y emocionales que influyen en el proceso de toma de decisiones [en las compras].

Esta componente irracional en el proceso de compra es clave para comprender por qué compramos más fácilmente lo que tiene un respaldo social detrás: compramos lo que nuestros contactos, nuestros amigos, familiares o cualquiera que influya positivamente en nuestro comportamiento, haya comprado. Si tiene aprobación social, es atractivo; en el caso del marketing online, si causa revuelo en la red, se comparte profusamente, se habla de ello… nuestra opinión es más favorable, y nuestra predisposición a la compra mucho mayor.

Otro punto caliente de la toma de decisiones es el bloqueo del consumidor: cuanto más le demos a elegir, peor lo tendrá para tomar una decisión. Por eso es mejor afinar el tiro, centrarse en el nicho y “no querer serlo todo para todos“. Esto tiene más fondo del que parece: a veces queremos resolver cualquier cosa a cualquier persona, pero realmente solo nos interesa dar lo que necesita a nuestro cliente. Si superamos o cumplimos los dos primeros puntos, vamos por buen camino.

Todavía nos quedan cosas importantes, como estar bien posicionados para ser visibles. En buscadores, si no estamos arriba, prácticamente podemos decir que no estamos, y por eso hay que entenderlos y sacarles partido (a los buscadores). ¿Cómo? Generando contenidos de calidad porque es lo que hay que ofrecer (pero sin pensar que con eso ya basta.

Cada vez es más notorio que los consumidores se guían por impulsos o motivaciones que no pueden ser dirigidos por el marketing tradicional: cada vez queremos vender mejor en nuestra tienda online, porque el cliente está más tiempo online; cada vez necesitamos destacar más sobre la competencia para llegar a ese cliente indeciso, y necesitamos estar más presentes en los buscadores y generar más movimiento en redes sociales. Es el mundo que nos toca, y es muy bueno, además. Lo peor que podemos hacer es negar la mayor, y seguir como siempre…

Vía | King Content
En Tinkle | Las lecciones de Henry Fonda para un Community Manager

0 comentarios en “La economía del comportamiento define tu marketing de contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*