Instagram o cómo saber aprovechar el concepto de red social

kevin systrom instagram

Foto por el propio Kevin Systrom. Publicada en Fast Company y hecha con Instagr.am (faltaría mas)

Dicen que Kevin Systrom tardó sólo nueve meses en conceptualizar y poner en marcha Instagram en Octubre de 2010, siempre con un pensamiento claro, huir del concepto de la foto guardada en la red como un archivo o una exibición y abrazar el concepto del real time, tu foto aquí y ahora. Y es que cualquiera que haya utilizado Instagram habrá comprobado la facilidad que ofrece para tomar, editar y compartir fotografías. En eso reside parte del éxito de esta aplicación con cifras que asustan, y es que estamos hablando de una aplicación que existe únicamente en un sistema operativo móvil iOS (por ahora). Y aún con este condicionante tiene cerca de cinco millones de usuarios, creo que ninguna red social tuvo tanto crecimiento en tan poco tiempo con un sistema tan cerrado.

Como otros “cerebros” de las redes sociales se había formado en Stanford y fue allí donde comenzó proyectos que tenían que ver con la fotografía, sobre todo al detectar la necesidad de descargar de zips llenos de fotos los servidores de correo de la facultad, así ideó Photobox. Gracias a esa idea conoció a Zuckerberg y a Adam D’Angelo, eso fue en 2004. Le invitaron a conocer lo que entonces era Facebook, que aún no tenía la herramienta de compartir fotos, pero Kevin decidió seguir sus estudios… Luego estuvo de prácticas en Odeo, ¿Os suena? Pues de ahí nació Twitter y pudo vivir de primera mano el nacimiento de una red social líder. Una vez finalizados sus estudios terminó trabajando en Google (Gmail) y estuvo ahí varios años hasta que finalmente montó Instagram.

En Febrero de 2010 Kevin Systrom junto a Mike Krieger recibieron $7MM para consolidar su proyecto de manos de Benchmark Capital, Jack Dorsey (Twitter-Square), y Adam D’Angelo (Ex-CTO de Facebook, ahora Quora). Contrataron a dos ingenieros que les ayudasen en las nuevas funcionalidades y, se supone, plataformas y así es la empresa. Cuatro empleados y ya más de cinco millones de usuarios en todo el mundo.

kevin systrom instagram camera

Bocetos del icono que finálmente tendría Instagram. Foto por Kevin Systrom. Publicada en Fast Company y hecha con Instragr.am

¿Qué ha hecho que Instagram logre en meses lo que otras redes han tardado años?

Veamos, milagros no han hecho, juegan con ventaja. La mayor fuente de propagación de Instagram ha sido la propia masa de gente que ya estaba en Twitter y que han encontrado en esta herramienta un aliado perfecto para acompañar a sus 140 caracteres. Apuntas, disparas, procesas, enmarcas y subes con tu mensaje. Todo en un proceso tutelado, sin fuegos de artificio… sencillo. Cada una de las partes del proceso tiene su parte que “engancha&”. En el encuadre porque obliga a “pensar” un poco más la foto sobre un formato 1:1, no habitual para usuarios de smartphone. En el proceso, con una serie de filtros que pueden convertir a la foto más sencilla en algo “llamativo” y eso (no lo neguemos) hace que muchos nos sintamos artistas desde nuestro teléfono. En la parte del proceso yo tengo mis reservas, me parece una aplicación pobre en cuanto a capacidades, aunque actualizaciones recientes añadieron el popular efecto tilt-shift, que no está mal. Yo prefiero usar otro programa de edición como Camera+ para luego subir la foto en Instagram, de hecho están apareciendo aplicaciones alrededor del propio Instagram para procesar o preparar fotos para esta red. La parte final del proceso encierra otro de los grandes éxitos de Instagram, subes la foto a esta red pero de manera simultánea lo puedes hacer a Twitter, Facebook, Posterous, Tumblr, Flickr, Foursquare o enviarla por mail… Es la navaja suiza de las aplicaciones de fotografía, con un solo click tu foto, su mensaje e incluso la geolocalización se difunden de manera sencilla. Si esto no es facilitar la vida al usuario… Todas las cifras y una infografía sobre Instagram los tenéis en el siguiente post de XakataFoto.

instagram 3

Otro de los secretos del éxito del Instagram es el de alejarse de ser una red social de fotógrafos al estilo de Flickr. ¿Por qué? Porque Flickr se usa más como galería de exposiciones que como red social, cualquiera que haya usado Flickr un tiempo sabe las “fases” por las que los usuarios pasan y cómo sólo los más “foto-adictos” terminan quedando, mucha veces en reductos excesivamente endogámicos para lo que se supone una red social, y es una pena porque encanta Flickr, pero allí tengo mis fotografías más “elaboradas” (aunque esto es pura cuestión de gustos). Además que muchas veces los comentarios y conversaciones de Flickr terminan teniendo más que ver con los objetivos usados o lo bien definida que está la foto, y eso a gente sin interés fotográfico no suele gustar ni atraer. Y eso ha sido así porque Flickr no ha dado una solución sencilla en entornos de movilidad, ha perdido una oportunidad que otros han aprovechado. La gente se está acostumbrando a compartir las cosas en el momento que pasan, y eso sólo se puede hacer con un dispositivo móvil, la gente no quiere esperar a llegar a casa, descargar las fotos y procesarlas para luego compartirlas en según qué fotos. Aunque los responsables de Flickr parecen no ver un problema en todo esto, “la gente sube fotos a Flickr desde Instagram, no somos incompatibles y seguimos en el juego”.

Instagram no es para “fotógrafos”, que también, es para todo el mundo, de hecho que sea tan sencillo y efectista ha roto muchas barreras a personas que de otro modo no hubieran compartido sus momentos, que no obras de arte fotográfico, con los demás. Una queja que yo suelo tener de Instagram, más bien de algunos usuarios, es que la gente sube fotos que no están hechas con el teléfono, a mi modo de ver (muy personal) eso hace perder “la gracia” a la aplicación, el que todos estemos en igualdad de condiciones, aunque no sea un concurso siempre es más interesante saber que una foto que has visto ha sido hecha en ese preciso instante con el teléfono de esa persona. Pero bueno, allá cada cual con el uso de la herramienta, y allá cada cual con a quien decide seguir ;)

Pero no solo los usuarios finales se han vistos seducidos por esta red, medios como NPR, ABC News, National Geographic, MTV y NBC utilizan Instagram para comunicar con imágenes en sus entornos sociales. El ejemplo más claro es el de ABC News Digital que tiene mas de 26.00 seguidores en Instagram, uno de sus vicepresidentes senior, Joe Buffalo, cuenta:

“Nos proporciona una perspectiva muy diferente hacia nuestros seguidores a la que encontramos en la TV o la Web tradicional”

El uso por empresas como Oscar de la Renta, Brisk Iced Tea, Kate Spade, Starbucks o Red Bull nos hará ver que además se usa como una excelente herramienta de márketing y promoción.

En España tenemos el ejemplo de NH Hoteles que han sabido aprovechar el tirón de esta red con iniciativas tan bien recibidas como las #wakeUpPics.

Los famosos no son ajenos a este fenómeno y gente como Snoop Dogg, Rosie O’Donnell, Jamie Oliver o el patrio Alex de la Iglesia, ejemplo, son “Instagramers“, el apelativo con el que se conoce a los locos por Instagram que han montado su propia comunidad.

Y todo esto en una empresa con sólo cuatro empleados (tres ingenieros y un Community Manager), que tiene su espacio alojado en los servidores de Amazon. Por ahora dicen que no tienen prisa en sacarle rendimiento económico, de hecho Instagram es gratuita, y su única intención es ir creciendo de manera sostenida y fiable. Mientras ellos hacen eso, hay decenas de servicios que están sacando rendimiento al ecosistema creado: te puedes hacer pósters, postales, sellos, chapas… Todo lo imaginable con tus fotos de Instagram. Y además hay una serie de servicios competidores de Instagram que pretenden su parte del pastel PicPlz (este siendo además el más usado en plataforma Android), Lightbox, Pixable, Mobli ok Path (este con una filosofía algo diferente, porque es más privado para un número menor de 50 contactos). Aunque también hay algo de Hype, porque si no, ¿quién entiende los $41 MM invertidos en Color? Yo no.

Mientras tanto Twitter cerraba una alianza con Photobucket (plataforma que nunca me ha gustado). Integrada de serie en todos los dispositivos con iOS5, Facebook parece que prepara su Instagram Killer, y Google registraba Photovine. Vamos, que el mercado está calentito.

¿Qué es lo lógico que pasará con Instagram? Espero que saquen pronto la versión para Android, Windows 7 y Blackberry, sería el golpe definitivo para convertirse en un estándar, al estilo Twitter. Y tiene todas las papeletas para que así sea. Si logran combinar un crecimiento orgánico sostenido con la inversión que ya tienen, estarán preparados para afrontar un rendimiento económico de calidad en el futuro a medio plazo.

Termino con una frase recogida en un artículo de El País sobre este mismo tema por el fotógrafo Daniel Torrello:

“Si mi Canon 5D tuviera un iPhone dentro sería la leche.”

Nota: En Instagram soy “fotomaf”, aquí mi Instagrid.

En Fast Company | De cómo Kevin Systrom rechazo trabajar en Facebook y deja Twitter para montar Instagram
En The New York Times | Instagram, a stream of podcast


 Mauro Antonio Fuentes fue Director de Social Media de Tinkle. Ligado al mundo de Internet desde 1999, ha sido Social Media Analyst y New Business de la agencia Territorio Creativo. Es uno de los responsables del foro fotográfico ojodigital.com y premio bitacoras.com al mejor blog sobre fotografía fotomaf.com. Licenciado en Ciencias, rama Química y especializado en Bioquímica y Biología Molecular. Docente en cursos de formación sobre gestión de comunidades, marketing y comunicación online para Instituto de Empresa o IED.

Este post no tiene comentarios.

[...] En Tinkle | Instagram o cómo saber aprovechar el concepto de red social [...]

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario