El nuevo Spotify, aplicaciones y oportunidades

Spotify Beta

Hace ya más de una semana del anuncio de las buenas nuevas de Spotify. A primera hora de la mañana anunciaron que por la tarde tendríamos buenas noticias, lo que tuvo a medio internet, y especialmente a los más melómanos, pegados a su timeline de Twitter.

Abrimos la API a terceros“, lo cual no significaba demasiado para muchos internautas. Pero como siempre, ver en la vida real qué implican estos cambios ha sido lo que realmente ha revolucionado al personal, que a día de hoy aún siguen comentando por los pasillos: ¿Y tú? ¿Has probado ya el nuevo Spotify?

La noche del 30 de noviembre, Spotify ponía a disposición de todo aquel que quisiera una versión beta de la nueva versión. Pronto se corrió la voz y fuimos muchos los que nos lanzamos a probarla. Una vez trasteadas y digeridas las once primeras aplicaciones, allá va una pequeña reflexión de cada una de ellas.

Billboard

Útil para tener una visión de la música que triunfa en Estados Unidos, pese a que de ello ya se encarguen muchos medios de comunicación masivos. Pensada para adictos a las listas más “objetivas”, que son también las más aburridas: las de ventas. Ofrece listas según género (Rock, Hip-hop) y según ventas (HOT 100, Billboard 200). La aplicación más sencilla de todas, que no por ello deja de ser curiosa.

Fuse

Una de las más originales, a cargo de Fuse.tv. Esta aplicación se encarga de poner la banda sonora a las propias noticias relacionadas con el mundo de la música, desde el anuncio de una gira mundial de Coldplay hasta el aniversario de la muerte de Lennon, pasando por la teoría de la conspiración de Jonathan Davis, líder de Korn.

The Guardian

El periódico inglés sigue apostando fuerte por la innovación y las redes sociales, y después de su integración con el nuevo Facebook y el lanzamiento de su aplicación dentro de la red social, ahora se acerca también a los adictos a la música. Desde esta aplicación podremos leer las críticas musicales del periódico mientras escuchamos el álbum, un ritual muy agradable que dado el ritmo de lanzamientos que existen se hacía bastante complicado de realizar.

Last.fm

Los más melómanos nunca la dejamos de lado. ¿Cuántos grupos hemos descubierto gracias a sus recomendaciones? ¿Cuántos eventos apuntamos en nuestra agenda y cuántas canciones copiamos de nuestras almas gemelas?

No podemos olvidar que Last.fm hizo su radio de pago (3,00 euros al mes) coincidiendo con el lanzamiento de Spotify, allá por 2009. A partir de ese momento Last.fm dejó de ser usado como radio por muchos de los usuarios, que entonces se situaban en los 30 millones, para empezar a ser usado como un simple recopilatorio de estadísticas, agenda de eventos y recomendaciones, convirtiéndose así en un medio complementario del entonces recién estrenado Spotify.

Desde entonces, se desconoce el número de suscriptores de Last.fm, mientras que Spotify ha logrado ya sus 2,5 millones de suscriptores.

Con el lanzamiento de esta aplicación, Last.fm acepta su carácter complementario y no competidor de Spotify, integrando en la interfaz de este último su punto fuerte: el servicio de recomendaciones, que aparecen divididas por álbumes, artistas, escuchas habituales y reproducción habitual. Pero además, Last.fm ha incluido en la página de cada artista un link directo a los resultados de su búsqueda en Spotify. Así podemos decir que quizás esta sea una de las colaboraciones más acertadas de la nueva plataforma.

Moodagent

Perfecta para esos días en los que sabes muy bien cómo te sientes, pero no qué escuchar para acompañar tu estado de ánimo. Así mismo lo dicen ellos en su web. Sin embargo, lo más interesante de esta aplicación no es tanto saber si una lista de reproducción es más o menos tierna, alegre, sensual o dura como poder ordenar la curva de sus canciones. Es decir, decidir que vayan de menos a más o viceversa, e incluso que cuenten con una subida o bajada en el medio

Pitchfork

Estar suscrito al RSS de Pitchfork ya era una locura, pero necesaria al fin y al cabo si querías saber qué se cocía en el indie internacional. Y no sólo a nivel de lanzamientos y reseñas de discos, sino también en cuanto a colaboraciones, noticias, conciertos o festivales internacionales. Digamos que Pitchfork es la vara con la que muchos miden la calidad de cada lanzamiento, lo que se lleva y lo que no. Tener un 9 en Pitchfork hará que te oigan hasta en Marte.

Su aplicación para Spotify solo incluye la parte de recomendaciones y reseñas de álbumes, así como algunas playlist de lo mejor de varios años. Pero suficiente para poder disfrutar de esa misma locura de la que hablaba antes. Tener tanta información y tan a mano va a ser la perdición de muchos.

Rolling Stone Recommends

Recomendaciones en cuanto a álbumes y canciones abarcando todos los sectores de la música, muy en la línea editorial de la publicación en papel. Lo más atractivo son las listas creadas por artistas, algo que siempre gustará a los más fanáticos, ya que siempre gusta saber de qué fuente beben aquellos que nos dan de beber a nosotros.

Songkick

Otra aplicación peligrosa para adictos a la música, esta vez para amantes de los directos. Si la compra a un click de Amazon te parece peligrosa, espérate a ver esto. Songkick te avisa de que esos grupos que escuchas en Spotify van a venir a tu ciudad, o a donde tú digas, ya que puedes editar tu localización. En cuanto te salta la alerta, un botón te lleva al proceso de compra. Lo dicho, peligroso. Requiere registro.

Soundrop

Para aplicación social, ésta. Permite crear una sala de música partiendo de una playlist. Una vez abierta esta sala, lo único que tienes que hacer es invitar a tus amigos, ya sea conectando con Facebook o bien compartiendo un enlace. No sólo escuchareis la misma música en tiempo real, sino que además cualquier persona en la sala podrá aportar una canción y votar por las demás para que suba puestos en la lista de reproducción. También ofrece una sala de chat.

Por otro lado, existen salas creadas de diferentes tipos de música: Dubstep, Chillout, Pop, Summer 2011… lo que además te hace no sólo conocer nueva música sino gente con tus mismos intereses. No es el Soulseek, porque no es una red de intercambio, pero a los melancólicos seguro que le trae algunos recuerdos a esta plataforma.

La aplicación más romántica con diferencia, si se me permite esa licencia, conectando personas que están lejos a través de la música.

Tunewiki

¿Recordais aquellas noches en las que os juntábais en casa de algún amigo y enlazábais un vídeo de Youtube con otro? Pues con Tunewiki la cosa ha cambiado. Ahora cantar se transforma en tendencia. Se trata de un karaoke dentro de Spotify con letras añadidas y sincronizadas por los propios usuarios. Eso sí, sin bajar la voz del cantante. La más divertida y quizá por eso una de las más celebradas por los Spotify adictos. Tiembla Singstar.

We Are Hunted

Si Pitchfork es una locura de descubrimientos, We Are Hunted no se queda atrás. Desde su página web ya ofrecían aplicaciones para iPhone, iPad y Android de diversos tipos, todas con la misma máxima: descubrir grupos interesantes. Así que con una interfaz muy similar al diseño web, desde la aplicación de Spotify puedes acceder a una lista de artistas emergentes, otra puramente mainstream, otra por el género que elijas y otra, muy parecida a la radio de Spotify, según artista escogido. Además, permite guardar todas estas listas como playlists.

Spotify Radio

Y cuando todavía andábamos degustando lentamente las primeras aplicaciones de la plataforma, Spotify anunciaba también algunos cambios en su radio.

Anteriormente, al buscar un artista en el programa, encontrábamos una descripción general junto a toda su discografía en Spotify, una biografía, artistas similares y la radio del artista, todo esto presentado como un menú superior de cuatro secciones. Ahora esta última parte aparece en la página principal del artista, mediante el botón “Iniciar radio del artista“,  limitando las secciones del menú superior a tres. Pero no es el único cambio. Desde el menú Radio, situado en el apartado “Aplicaciones”, podemos acceder a una radio que cada usuario puede customizar en base a sus artistas o canciones más escuchadas.

¿Qué más podría traernos Spotify?

Pensar en las oportunidades de esta plataforma es tan sencillo (y a la vez tan amplio) como pensar en todas las posibilidades que nos ofrece la música. Y es que como siempre lo que más importa es tocar el corazón de los usuarios, llegar al llamado insight emocional de cada individuo para poder conectar con las personas. Y todas las artes son y siempre serán un buen camino para llegar a nuestro público.

Muchas empresas conocen bien este hecho desde hace bastante tiempo. Sin ir más lejos, casi todos los festivales de música de España llevan delante el sobrenombre de una marca alcohólica, mercado que por sus restricciones legales en otros medios, es muy aficionado a hacer de la música el camino más fácil para llegar a su público. Tenemos por ejemplo el exitoso caso del Plan B de Ballantines, un proyecto de música colaborativa a cargo de Carlos Jean, que sin ir más lejos la noche del 9 de diciembre protagonizó la actuación más exitosa de la gala de los 40 principales, alcanzando incluso el Trending Topic nacional.

Pero volviendo a hablar de Spotify, un caso más reciente y actual en nuestro país es el de la marca Givenchy, que el pasado 15 de noviembre lanzó el primer programa de radio emitido desde la plataforma. Como bien explica Arturo J. Paniagua en su blog, “es un formato muy parecido a la radio, aunque el término exacto sería playlist recomendada”.

Los contenidos y aplicaciones que podrían aparecer a partir de ahora son muy numerosos:

  • Noticias de lanzamientos de publicaciones relacionadas con nuestros artistas favoritos, DVD’s musicales, biografías o libros temáticos;
  • Videoclips, ese género promocional en alza en un mercado cada vez más saturado;
  • Entrevistas con artistas de todos los géneros y de todos los sectores de la industria musical;
  • Retransmisiones en streaming de conciertos o festivales;
  • Crónicas de conciertos creadas por los propios usuarios…

Lo dicho, las posibilidades parecen infinitas. Spotify como plataforma acaba de nacer y las ideas empiezan a bullir.

Más información | Arturo Paniagua


 Actualmente trabajo como creativa Social Media en Tinkle. Antes de llegar aquí me licencié en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Alicante y estudié un Máster en Creatividad Publicitaria en Zinkproject Valencia. Di el salto a la capital para trabajar en dommo, agencia creativa. Adicta a Internet desde 1997 y las buenas ideas desde bien pequeña.
Sígueme en:
#106

Daniel Méndez

Miércoles, 14 de diciembre del 2011

Completísimo análisis, si señor :)

Este post no tiene enlaces entrantes.

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario