Cómo sacar partido de la larga cola

La larga cola puede verse como la rareza de entre las búsquedas usuales

Sea cual sea nuestra actividad, hay un conjunto de palabras clave que son interesantes para nosotros porque definen nuestra actividad, y además sirven a los potenciales usuarios para llegar hasta nuestros contenidos. Una vez acceden a nuestros contenidos, depende de cómo sea nuestra estrategia y la calidad de nuestros contenidos para que sepamos convertirlos en clientes o en usuarios fieles.

La larga cola es el conjunto de keywords que, relacionadas con nuestra actividad, tienen un porcentaje de demanda bajo. Es decir, hablando en plata, son keywords relacionadas con nuestra actividad pero que tienen pocas búsquedas. Esto puede parecer a primera vista una desventaja, pero en realidad tampoco tienen mucha competencia. Si hacemos caso a las estimaciones, el 70% de las keywords relacionadas con nuestra actividad se consideran de larga cola, y dado que pueden acumular unas decenas de miles de búsquedas globales, ¿no representan una buena oportunidad de “convertir“?

Determinar qué es la larga cola y aprovecharse de ello

Búsqueda y demanda de keywords

Fuente: <a href="http://www.seomoz.org/blog/illustrating-the-long-tail">SeoMoz</a>

Cuando hablamos de las tendencias 2012 en Social Media ya comentamos que la larga cola, la alta especialización o el recurrir a nichos estrechos será tendencia: algo de lo que sacar rendimiento.

Si hacemos un estudio de keywords para nuestra actividad, posiblemente nos hagamos con unos cuantos cientos de palabras clave. Algunas serán muy importantes (y con una competencia muy alta), otras serán más o menos generales, con menos competencia, pero no nos ayudan a ser más certeros. Y muchas de ellas nos parecerán extrañas además de improbables. La larga cola tiene esa cara.

Una vez que tenemos todo el grueso de palabras clave, una forma de abordar el problema y acotar buscando las palabras clave más certeras es crear un nodo de keywords. Es decir, un conjunto de palabras clave alrededor de la palabra clave principal (fútbol, seguros, Social Media, política). Estas palabras secundarias pueden ser el conjunto de prefijos y sufijos que más nos interese para nuestra actividad en particular. Recordemos que hacemos SEO de forma honesta, que trabajamos para generar contenidos de calidad y que representen fielmente nuestra actividad.

Un nodo de palabras clave está representado en el ejemplo superior: a partir de una palabra clave “raíz” tenemos ramificaciones con palabras prefijo y sufijo, que cubren un buen número de posibilidades. Y este nodo, más que nada, nos puede servir para diseñar nuestra estrategia de contenidos, creando artículos en torno a las diferentes palabras clave. De nuevo tenemos que insistir en que ese trabajo se haga con sentido común, y eso cualquiera que conozca un poco los mecanismos del SEO sabrá a qué viene.

Si plagamos los contenidos de palabras clave corremos el riesgo de caer en el keyword stuffing, o la saturación por exceso de palabras clave: todo el esfuerzo se verá perjudicado por esto, ya que no habrá resultados reales. Nos habremos pasado, y eso será difícil de corregir.

Sin embargo, el nodo de keywords nos puede ayudar mucho a visualizar nuestro espacio clave. Llamo espacio clave al conjunto de palabras relevantes para la actividad que realizamos, y este espacio lo podemos organizar de manera que afrontemos diferentes “capas” de palabras clave: partiendo de la palabra principal (en el ejemplo “Life insurance”) podemos establecer una “órbita” con las palabras en orden de importancia o relevancia para nuestra actividad, y dejar para órbitas superiores grupos de palabras menos relevantes o presuntamente rentables para nosotros, hasta llegar a la larga cola.

Hemos dado alguna vuelta, pero es hora de ir concretando. La larga cola es inmensa, y en ella tendremos palabras clave que no nos reporten ni un solo rédito, o incluso que, examinándolas detenidamente, no guarden relación con lo que hacemos o queremos transmitir. Sin embargo habrá un conjunto de palabras pertenecientes a la larga cola que sí nos interesarán, y serán las que hayamos incluido en nuestro nodo de keywords.

Vía | Ross Hudgens
Foto | Luis Perez


 Soy Finder, un nombre que es evidentemente un seudónimo pero que intenta sintetizar qué soy. Busco información, siempre quiero saber más y si hablamos de Social Media me gusta profundizar, comparar, pensar y sobre todo, conocer por dónde van los tiros en el mundillo. Llevo ya bastante tiempo ligado a Internet en diversos proyectos, y este es un reto considerable, pero a la vez motivador y muy interesante.

Este post no tiene comentarios.

Este post no tiene enlaces entrantes.

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario