Archivo mensual: febrero 2012

La emancipación de la publicidad

La ley del Mercado libre exige innovaciones. Este principio vale también (y sobre todo) para la comunicación en internet. Pero con la saturación de la red con campañas interactivas se perfila un reto para el futuro: hacer la participación del público objetivo lo más fácil posible.

Sólo quiere jugar…

Con el triunfo de las Redes Sociales, la publicidad en Internet ha descubierto la interactividad como estrategia para captar la atención de los usuarios. La llamada “user experience” (la experiencia y recepción del usuario del contenido presentado) se ha convertido en un criterio dominante para el desarrollo de estrategias y el diseño de campañas altamente interactivas. Primero, la tendencia de la “gamification”, la implementación de mensajes publicitarios en juegos online, se ha manifestado en una multitud de ejemplos, a través de “Microsites” (uno de muchos ejemplos es el “Pleasure Hunt”), y sobre todo en las redes sociales, como la reciente campaña de Viajes Iberia, “Carrera al aeropuerto”. Luego, más y más características de redes sociales como Facebook se han convertido en un “juguete” para campañas innovadoras como la de Axe Dark Temptation (que permitía al usuario manipular la información personal en Facebook y fingir que tiene una multitud de novias/novios) o la de Amnistía Internacional (que calculó, cómo sería la cuenta personal de un persona en Facebook, si se aplicara ciertas estadísticas de la situación humanitaria de una país). Es la prueba definitiva que, ya hace tiempo, las campañas tienen que ser divertidas para triunfar en Internet. Leer +


Del “frictionless sharing” al “frictionless thinking”

Facebook lanzó una nueva función a finales del año pasado. Bajo el nombre de frictionless sharing (compartir sin fricción), dieron paso a un nuevo tipo de aplicaciones vinculadas a proveedores de contenido (generalmente medios de comunicación) que compartían nuestra actividad automáticamente con nuestros contactos en la red.

El resultado no ha sido sólo que el timeline de Facebook se ha llenado de una actividad de mis amigos que puede no interesarme. Que Ana haya leído un artículo sobre cómo alimentar cachorros de perro en The Washington Post o que Pedro siga la liga de rugby a través de The Guardian no tiene por qué merecer mi atención. De hecho, vivía mejor sin conocer esta información.

Observo también que la automatización de la capacidad para compartir en la Red, el frictionless sharing, ha cambiado mi relación con mi red social de una forma que no me gusta. Por alguna razón, donde antes mis amigos y conocidos solían responder a la pregunta de Facebook “¿qué estás pensando?” con, precisamente, sus ideas, reflexiones o actividades del momento, ahora sólo encuentro un registro de su actividad por Internet cada vez más empobrecido y carente de interés humano. Mi posible interacción con ellos se ha reducido a que me gusten sus enlaces, ignorarlos o comentarlos de pasada. Y estos son cada vez más “blandos“, más políticamente correctos, anecdóticos o simplemente irrelevantes. Hay menos espacio para la discusión y creamos una falsa sensación de estar todos de acuerdo.

Leer +


¿Ha suspendido el F-Commerce?

Lo que hace un año era la sensación, una posible tendencia futura en el mercado de la venta online, el F-Commerce, parece haber fracasado. Al menos eso se desprende de ciertos movimientos que han tenido lugar durante este periodo y que han llevado a empresas consolidadas de eCommerce a cerrar sus equivalentes en la red social. A pesar de sus millones de usuarios y de los miles de millones de páginas servidas, además de la cantidad ingente de minutos por usuario que soporta Facebook, no ha sido capaz de hacer negocio en este sector.

Las razones serán múltiples, pero como a veces la solución más sencilla a un problema es la correcta, me quedo con una concisa afirmación de Sucharita Mulpuru, analista de Forrester: “es como tratar de vender algo a la gente mientras están en el bar saliendo con sus amigos“. Leer +


5 maneras de incrementar la productividad a la hora de escribir

Técnica Pomodoro

Ponerse a redactar posts es a veces un trabajo duro. Solo el hecho de empezar ya nos lleva una buena parte de la energía que creíamos dedicarle al asunto, seguramente por una mezcla de ansiedad, ganas de terminar e ir a otra cosa, o porque sencillamente en el momento que nos ponemos tenemos poca motivación para la tarea. Y lo mismo pasa con cualquier trabajo que tengamos que realizar.

La planificación es una aliada fiel para conseguir nuestros objetivos diarios, y la técnica Pomodoro es una buena idea para conseguir empezar y terminar tareas. Si no conoces la técnica Pomodoro te dejo con lo básico que debes saber para aplicarla desde ahora mismo en tu día a día… siempre que te guste la técnica. Un error frecuente que nos lleva a bajar la productividad es intentar un método que no nos vaya bien, simplemente porque sea famoso. Vamos a ello.
Leer +


Vimeo y su apuesta clara por el contenido

Nuevo interfaz de usuario en Vimeo

Vimeo es el servicio de alojamiento de vídeo que más me gusta. No es tan mainstream como YouTube, al menos no en la parte negativa de llegar a cualquiera que ponga un vídeo sin sentido, sino que suele estar plagado de vídeos hechos con cierto amor, por decirlo de alguna manera. Y de hecho me he encontrado con piezas excelentes, que demuestran que el usuario medio de Vimeo tiene predilección por la estética, el contenido, la plasticidad y, en general, tienen un alma de artista que no es extrapolable a YouTube, sin ir más lejos.

Con el rediseño de Vimeo, pedido largamente por muchos usuarios, el servicio se enfoca todavía más en el contenido. Los vídeos son más protagonistas, si esto es posible, y eso es lo primero que uno observa cuando navega por el nuevo servicio. Y sí, es nuevo a pesar de que pueda parecer que solo han hecho un lavado de cara. Es sin duda la remodelación más profunda que ha tenido Vimeo en su existencia.

Leer +